Lo que el coronavirus puede provocar en tu organismo

Lo más habitual es pasar la Covid 19 de modo leve y que su repercusión en la salud sea casi nula. Sin embargo, el coronavirus que provoca esta pandemia ha resultado un organismo más peligroso de lo que parecía y  más complejo que los virus conocidos hasta ahora.

No sólo produce problemas respiratorios sino que su rastro se ha hallado en cerebro y otros lugares del cuerpo. Y en algunos casos, incluso pasando la modalidad leve de la Covid 19, deja secuelas. ¿Cuáles pueden ser?

Secuelas neurológicas

La prueba más evidente de que el coronavirus tiene efectos en nuestro cerebro es que la pérdida total de olfato y gusto es uno de sus síntomas recurrentes. Dicha pérdida suele superarse. Sin embargo, hay otras secuelas neurológicas que están siendo estudiadas: pacientes con dolor de cabeza que no desaparece y con problemas de memoria muy acusados. Se habla, en estos casos, de la llamada “niebla mental”.

Niebla mental

La niebla mental que se ha detectado en personas que han pasado la Covid 19 se define por una constante pérdida de memoria a corto y medio plazo, dificultad extrema para la concentración e, incluso, problemas con el lenguaje. Algunos pacientes aseguran que olvidan palabras esenciales de su vocabulario. A falta de un estudio riguroso, hay médicos que atribuyen estos síntomas al estrés provocado por la Covid 19 y otros que especulan con que el efecto que provoca el coronavirus en el organismo puede afectar a las neuronas y dejar lesiones permanentes.

Secuelas cutáneas

Hay quien ha pasado la Covid 19 y en su piel persisten manchas y erupciones. Pueden resultar persistentes y, según creen los expertos, es un efecto de la enorme respuesta inmune que ha tenido que dar nuestro organismo para frenar al coronavirus. Ello produce anomalías, inflamaciones e, incluso, necrosis.

Caída del cabello

Es enormemente común como secuela. Una caída del cabello, en hombres o mujeres, de dimensiones importantísimas. Al pasar el peine por el cabello se presdenden enormes masas de pelo. Sin embargo, en este caso no hay por qué preocuparse. La caída del cabello suele remitir y el Covid 19 no provoca calvicie permanente.

Secuelas cardiológicas

En casos de Covid 19 que revisten cierta gravedad se ha comprobado que el coronavirus afecta al corazón provocando la inflamación de las células cardiacas. Aún superando la Covid 19 hay sospechas de que, si ha habido una afección grave, pueden existir secuelas e, incluso, en algunas ocasiones, puede provocar fallos cardíacos. Insistamos en que son incógnitas aún por resolver sobre un virus que sigue siendo demasiado nuevo para que la ciencia lo pueda entender completamente.

Secuelas pulmonares

La neumonía provocada por el coronavirus puede llegar a provocar lesiones permanentes en los pulmones aunque se supere la infección por coronavirus. De hecho, en los casos graves de Covid 19 se requiere una rehabiltación muy larga y la capacidad pulmonar no suele ser la misma que antes.

Trombosis

La trombosis es la creación de coágulos en vasos sanguíneos y puede tener efectos muy graves. Se trata de una secuela bastante habitual en quienes han pasado la Covid 19 con cierta severidad. Es también una consecuencia del tremendo esfuerzo que tiene que hacer el cuerpo humano para frenar la infección por coronavirus. Dicho esfuerzo inmunológico se traduce muchas veces en inflamaciones y desarreglos como éste.

Cansancio

Un cansancio persistente y difuso es también otra posible secuela de la Covid 19. De nuevo, estamos hablando del efecto en el organismo de un virus que (ahora lo sabemos) no es una gripe más. Puede provocar en los casos leves algo tan atípico como pasar quince o veinte días con fiebre persistente. Es la lucha del cuerpo contra un microorganismo difícil de combatir.

Depresión y ansiedad

Se ha hablado de la depresión, la ansiedad y otros trastornos similares como secuelas de la Covid 19. Los expertos creen que, en todo caso, se trata de lo que llaman “secuelas sociales” derivadas del clima opresivo creado por la pandemia.

La vacuna lo solucionará todo

Pero el tiempo corre a favor de la ciencia y ya existe una vacuna con una efectividad del 90% y si las cosas van bien, quizás podamos olvidar definitivamente dentro de unos años esta pandemia que ha puesto en jaque al planeta.