Luego del intento de RiverConmebol rechazó el pedido de incluir un arquero para los partidos de Copa Libertadores contra Independiente Santa Fe y Fluminense. La idea del club argentino era incluir a Leo Díaz para evitar que un jugador de campo no vaya al arco, pero no será así.

River será protagonista de un suceso impensado en la Copa Libertadores: deberá disputar el próximo partido con un futbolista de campo en el arco. Esta situación se confirmó luego de conocerse que la Conmebol rechazó el pedido que realizó el club de incluir en la lista de buena fe a dos arqueros juveniles con el objetivo de cubrir las cuatro bajas por coronavirus de los guardametas que había habilitado para el torneo.

Finalmente, el ente le informó al Millonario por correo electrónico, que decidió no darle el visto bueno al requerimiento que había elevado la dirigencia durante el lunes por la noche. La Comisión Directiva no se sorprendió porque las relaciones con el ente que regula el fútbol sudamericano desde hace rato están en crisis. Frente a este contexto, Marcelo Gallardo deberá apelar a uno de los diez futbolistas de campo que le quedan habilitados para este torneo y utilizarlo en la posición del arquero en el duelo de este miércoles desde las 21.00 ante Independiente Santa Fe de Colombia en el Estadio Monumental.

Conmebol organizó una reunión para tratar el tema y rechazó el pedido del arquero. De esta forma, River tendrá que recurrir a un jugador de campo para que sea el arquero. En principio, todo hace pensar que Milton Casco puede ir al arco pero Gallardo tendría pensado otra cosa.