Esteban Ocon ha logrado la victoria en un Gran Premio de Hungría único e irrepetible, que comenzó con lluvia y una montonera y acabó con una remontada épica de Lewis Hamilton, del 14º al 3º, que le da el liderato en el Mundial. Sebastian Vettel ha sido segundo y Carlos Sainz y Fernando Alonso se han tenido que conformar con el cuarto y el quinto, respectivamente, tras una gran carrera de ambos en la que lucharon hasta el final por su trofeo.

El hombre del día fue sin duda el asturiano, que defendió por 11 vueltas el ataque de Hamilton para que no pudiera culminar su escalada al primero, salvando así el triunfo del otro Alpine. Fernando celebró el 40 cumpleaños como uno de los mejores del mundo y en plenitud.

Verstappen, con el coche destrozado tras el choque de la salida, ha acabado décimo, lo que le hace caer al segundo del campeonato, ahora a 6 puntos de Hamilton y con más de media temporada por disputarse. Nadie imaginó una prueba así, ni en un guión de serie de Netflix, pero la realidad suele superar a la ficción en la F1, la categoría más emocionante e intensa, de cuantas hay en el automovilismo.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER