Manuel Rosario
Industrial Engineer -Trainer -Speaker

Muchas veces no somos conscientes del impacto que tienen nuestros actos en la vida de quienes nos rodean. No nos damos cuenta que hay gente que nos está observando porque somos su ejemplo a seguir.

Nuestros hijos son los primeros que aprenden a copiar lo que hacemos y no necesariamente lo que le enseñamos a través de nuestros sermones filosóficos. Analizan nuestras incoherencias y terminan copiando más de nuestras acciones que de nuestras palabras. También debemos tomar en cuenta a nuestros compañeros de trabajo, especialmente aquellos sobre lo que tenemos algún tipo de autoridad. Al igual que los hijos, los subalternos terminan copiando parte de lo que los jefes hacen. Otros empleados nos observan con la única intención de encontrar dónde y cuándo hemos fallado.

Los miembros de su comunidad de fe también lo están observando para ver si sus acciones son coherentes con la fe que profesa. Algunos lo harán porque necesitan ejemplos a seguir a fin de mejorar su vida espiritual. Otros lo harán para criticar la forma en la que la práctica se aleja de sus valores espirituales.

Como hispanos, somos observados por los demás. Cada ejemplo de trabajo, responsabilidad, persistencia, honestidad y humildad servirá de ejemplo para el resto de la comunidad hispana/latina. Nuestros jóvenes podrán ver que los latinos seguimos siendo una comunidad que agrega mucho valor a esta nación que nos ha dado una nueva oportunidad. Pero cada caso negativo, cada violación a cualquier ley existente, será usado por aquellos que nos repudian y tratarán de culpar a toda una comunidad por el error de unos pocos.

Por todo lo antes expuesto, es lógico pensar que debemos buscar la forma de ser más coherentes y llevar una vida que sea un espejo de los valores que nos sostienen. Es necesario que cada uno de nosotros sea un ejemplo digno de seguir para nuestros hijos, para nuestros compañeros de trabajo, para nuestra iglesia y para nuestra comunidad hispana. Al conducir, al tomar decisiones en el trabajo, al reportar los impuestos, cuando corregimos a los demás… ¡Seamos un ejemplo a seguir!

¡Bendiciones!

Twitter: @ManuelRosario_G    

Instagram: manuelrosario_speaker.