Mircea Popescu, de 41 años, controvertido multimillonario de Bitcoin, murió repentinamente dejando una enorme fortuna en criptomonedas que podría estimarse en hasta 2 mil millones de dólares.

De acuerdo a lo que informó New York Post, expertos en la materia especulan que ese dinero podría perderse para siempre, una fortuna inaccesible por falta de claves.

Popescu era conocido por estar entre los mayores poseedores individuales de Bitcoin en el mundo. Según consignaron medios locales, se ahogó la semana pasada cerca de Playa Hermosa, frente a Costa Rica, después de ir a nadar por la mañana.

Según los informes, Popescu fue “arrastrado por la corriente y murió en el acto”.

Desde entonces, su muerte ha sido confirmada por tres mujeres que, de acuerdo a las informaciones que circularon, eran cercanas a él, aunque otras han planteado dudas sobre su paradero.

Su sitio web, que solía mantener activo, no se actualiza desde el 23 de junio, el día de su muerte reportada.

Expertos estimaron que Popescu, una figura controvertida con “casos documentados de sexismo e intolerancia”, tenía al menos decenas de miles de bitcoins, y hasta otros se atreven a aventurar participaciones aún mayores.

Mircea Popescu tenía 41 años

New York Post informó que aún no está claro quién -si es que alguien- tiene acceso a sus activos digitales, y los observadores de criptografía ya están especulando que la fortuna podría haberse perdido en un limbo.

Alexander Marder, analista de investigación de Crypto Briefing, afirmó en Twitter que los Bitcoins de Popescu pueden perderse para siempre, junto con los de John McAfee, el pionero del software antivirus que se ahorcó en una cárcel española la semana pasada.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER