Olivier Dassault, diputado y un símbolo de la industria militar francesa, murió este domingo en un accidente de helicóptero. El multimillonario, uno de los hombres más ricos de Francia, tenía 69 años, era el dueño del Grupo Dassaultfabricante entre otros de los aviones de combate Rafale, y propietario del diario Le Figaro.

Según medios franceses, el accidente del vuelo privado ocurrió en Touques, en la región de Baja Normandía, y en el episodio también murió el piloto del helicóptero. El billonario estaba de viaje durante el fin de semana en Deauville (en la costa), donde posee una casa de vacaciones. En el vuelo de regreso a Oise sucedió el accidente.

Aviación Civil ha informado de que el aparato, un helicóptero Aerospatiale AS350 Squirrel, se estrelló “en el despegue”, realizado “desde terrenos privados”. El incidente ha ocurrido en torno a las 17.50 horas del domingo y ya se ha abierto una investigación.

Nacido el 1 de junio de 1951 en Boulogne-Billancourt, hijo de Serge y Nicole Dassault, Olivier Dassault fue uno de los herederos del multimillonario francés. En la actualidad, según la revista Forbes, se ubicaba en el puesto 361 de los más ricos del mundo, con una fortuna estimada en casi USD 6.000 millones.

Al igual que el resto de sus hermanos, Olivier -que era el mayor de los cuatro- estudió primero en la École de l’Air, donde se formó como oficial, ingeniero y piloto, y también fue comandante de la reserva del Ejército del Aire.

En 1986, luego de la muerte de abuelo, el industrial Marcel Dassault, ingresó a dos de las empresas familiares (Europe Falcon Service y Dassault Aviation). Posteriormente fue vicepresidente del grupo de prensa Valmonde (propietario de “Valeurs actuelles”), vendido en 2006; director del “Journal des Finances”; director de Socpresse, que se convirtió en Dassault Media dentro del Grupo Figaro en 2011; y después presidente del Consejo de Supervisión del Grupo Dassault.

Imagen de archivo del logo del fabricante francés de aviones Dassault Aviation en un hangar en Merignac, cerca de Burdeos, Francia. 8 octubre 2019. REUTERS/Regis Duvignau
Imagen de archivo del logo del fabricante francés de aviones Dassault Aviation en un hangar en Merignac, cerca de Burdeos, Francia. 8 octubre 2019.

Al igual que su padre, Olivier Dassault también se había hecho un hueco en la política, sobre todo al ser elegido diputado por la región de Oise en 1988, puesto al que renunció 1997 pero fue reelegido en 2007, siempre contra su rival socialista Yves Rome. Un mandato que mantenía en la actualidad, bajo los colores de los republicanos.

Dassault era diputado en la Asamblea Nacional en ParísDassault era diputado en la Asamblea Nacional en París

En 2017, antes del ballotage presidencial, se había posicionado a favor del candidato Emmanuel Macron frente a Marine Le Pen.

El presidente Macron fue quien anunció su muerte en un post en Twitter. “Olivier Dassault amaba a Francia. Capitán de industria, diputado, funcionario electo local, comandante de reserva en la fuerza aérea: a lo largo de su vida, nunca dejó de servir a nuestro país, para promover sus fortalezas. Su muerte repentina es una gran pérdida. Condolencias a su familia y seres queridos”.”, aseguró el mandatario.

Además de los negocios y la política, Dassault era un apasionado de la caza y la música.Había, incluso, compuesto varias bandas sonoras para películas francesas como “Une robe noire pour un tueur” (Un vestido negro para un asesino) y “Les héroïnes du mal” (las heroínas del mal).

Los Dassault también poseen el Château Couperie que produce 46.000 botellas de vino al año y una casa de subastas, Artcurial, con sedes en París, Montecarlo y Hong Kong y que mueve más de USD 216 millones anuales.

Su amigo Pierre Levai, propietario de las galerías Malboroug de Nueva York, solía describirlo como “un hombre del Renacimiento del siglo XX, que nunca tuvo tiempo para no hacer nada”.

Frente al Palacio del Elíseo en París, en junio de 2019Frente al Palacio del Elíseo en París, en junio de 2019

“Pienso en su familia y en sus seres queridos, que deben sentir un terrible dolor”, dijo Richard Ferrand, presidente de la Asamblea Nacional, la cámara baja del parlamento en la que Dassault ejercía como diputado.

El presidente del grupo de los republicanos en la Asamblea Nacional, Damián Abad, también lo despidió en las redes sociales. En su mensaje, lo describió como “diputado de gran corazón y gran defensor de la industria”. “Su bondad y su humanismo permanecerán para siempre en nuestra memoria”, agregó.

“Nuestra región pierde a un gran servidor”, declaró Xavier Bertrand, Presidente del Consejo Regional de Hauts-de-France. Y Gerard Larcher, Presidente del Senado, dijo estar “muy conmovido por el repentino fallecimiento de Olivier Dassault, conocido empresario y diputado activo y comprometido”. “Su trágica muerte deja un gran vacío”, comentó también Bruno Retailleau, Presidente del Grupo de Los Republicanos en el Senado.

El ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti, afirmó estar “muy triste” por la muerte de Dassault. “La República pierde brutalmente a uno de sus grandes servidores. Todos mis pensamientos están con su familia, la del piloto, sus seres queridos y todos sus desconsolados colaboradores”, publicó en su cuenta de Twitter.