El cantante antioqueño Darío Gómez, conocido como ‘El Rey del Despecho’, falleció a sus 71 años en Medellín. De acuerdo con la Clínica Las Américas, el intérprete de ‘Nadie es eterno en el mundo’ ingresó a los servicios de urgencias en un estado de inconsciencia. Pese a que se realizaron maniobras de reanimación, murió sobre las 7: 31 p.m. de este martes.

Con una discografía de más de diez producciones, Darío Gómez será recordado por ser uno de los mayores representantes de la música popular y de despecho en el país. Así lo han constatado colegas y amigos que hoy lo despiden.

El Ministerio de Cultura lamentó el deceso. «Recordaremos por siempre sus interpretaciones y las letras que han acompañado a los colombianos generación tras generación», expresaron.