Un total de 304 personas murieron en 2021 en Florida (EE.UU.) en atropellos por vehículos cuyos conductores se dieron a la fuga, un 18 % más que en 2020, y además hubo un aumento del 20 % en el número de heridos graves en este tipo de accidentes, según datos oficiales.

El Departamento de Seguridad Vial y Vehículos a Motor de Florida (FLHSMV) indicó este martes que de los fallecidos el año pasado, 169 fueron peatones y 45 ciclistas, un 70 % del total de las muertes por “choca y huye (hit and run en inglés)”.

El informe anual del FLHSMV muestra un alarmante aumento de muertes por accidentes en los que el presunto causante se dio a la fuga, desde los 197 y 213 contabilizados en 2015 y 2016, respectivamente.

Si en 2015 el número de accidentes de este tipo fue de 95.575 y en 2020 de 92.263 , en 2021 fue de 108.155.

“Los accidentes con atropello y fuga y muertes por esta causa están aumentando trágicamente en nuestro estado, causando devastación para las familias y comunidades de Florida”, dijo el director ejecutivo de FLHSMV (por su sigla en inglés), Terry L. Rhodes.

Rhodes subrayó en el comunicado que los conductores involucrados en un accidente que abandonan el lugar del siniestro “no solo están infringiendo la ley, sino que muestran un flagrante desprecio por la vida y la propiedad de los demás”.

En los últimos años los atropellos y accidentes de tráfico con fuga en el estado de Florida se han ido sucediendo como en un lento goteo, como dijo recientemente a Efe Kim Montes, teniente de la Patrulla de Carreteras de Florida (FHP) en la ciudad de Orlando.

“Ha habido, sin duda, un gran aumento del número de choques fatales con fuga en los últimos años” que han involucrado principalmente a “conductores ebrios, con licencia de conducir suspendida o que están ilegales” en el país, subrayó.

Montes recordó que “abandonar el lugar del accidente fatal es un delito grave de primer grado punible con hasta 30 años de prisión”, incluso “si no tiene la culpa del accidente”.

Solo entre 2015 y 2021 se registraron en este estado sureño 709.155 casos de “hit-and-run”, en los que 1.606 personas perdieron la vida y otras 9.878 sufrieron graves lesiones, unas cifras muy preocupantes, según las estadísticas oficiales.

El atropello en diciembre  pasado en Florida de un grupo de niños por un automóvil cuyo conductor se dio a la fuga dejando dos muertos y cuatro heridos evidenció en plenas fiestas navideñas este grave problema de seguridad vial cada vez más común en EE.UU.

De hecho, los atropellos mortales con fuga son causa en Estados Unidos de unas 1.500 muertes al año. EFE

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER