Dos niños perdieron la vida y un número indeterminado resultaron herido, algunos con lesiones graves, después de que un golpe de viento levantara un castillo hinchable en una escuela de la isla de Tasmania, en el sureste de Australia, confirmó la Policía.

«Una racha de viento levantó por los aires al castillo hinchable. Varios niños cayeron desde una altura de unos 10 metros alrededor de las 10 de la mañana (23.00 GMT del miércoles) y están recibiendo tratamiento médico en el lugar. Se han producido algunas lesiones graves», indicó la Policía de Tasmania en las redes sociales.

En una actualización posterior de la situación tras el accidente, la Policía confirmó el fallecimiento de los dos menores.

Los oficiales, que acordonaron la zona y pidieron a la gente que evitase acudir al lugar del incidente, rehusaron precisar el número de menores afectados ni aportar más datos sobre el incidente.

Fiesta de fin de año

El accidente tuvo lugar mientras el colegio de primaria The Hillcrest, en la ciudad de Devonport, en el norte de Tasmania, celebraba una fiesta de fin de año para sus estudiantes.

Un grupo de ambulancias se encontraba en la zona e incluso se habían movilizado helicópteros para asistir a los heridos, apuntaron las autoridades en un mensaje publicado en Facebook.

Tras conocer la noticia, el primer ministro australiano, Scott Morrison, mandó sus condolencias a los familiares de las víctimas y dijo que estaba «destrozado por esta tragedia inimaginable», en declaraciones a los medios locales.