Stephen Harmon, con tan solo 34 años, ha muerto por coronavirus. Era un hombre negacionista, que formaba parte de una conocida iglesia antivacunas de Los Ángeles. Harmon negaba que el coronavirus existiese, o, en caso de que lo hiciese, que fuera una enfermedad grave. Se negaba a vacunarse porque pensaba que las vacunas eran un engaño, e incluso, llegó a tildar las máquinas de respiración asistida de “estúpidas”.

Poco antes de contagiarse de covid, Harmon se reía de todas las medidas de contención del virus, de los sanitarios que luchaban contra él y de la vacuna: “Tengo 99 problemas, pero la vacuna no es uno de ellos” decía en redes sociales alegando que la pandemia no era tan grave como todo el mundo decía.

Ingresado por una nuemonía grave

Todo cambió cuando Harmon tuvo que ingresar en un hospital de las afueras de Los Ángeles, precisamente, a causa del coronavirus. Allí tuvieron que conectarle a un respirador, una de esas máquinas que él creía que eran “estúpidas”, para tratar su neumonía aguda.

Una vez en el hospital, en lugar de negarse a recibir tratamiento, comenzó a mostrar mediante su actividad en redes sociales, las secuelas que tenía el virus. El día en que le intubaron dijo: “Por favor, oren todos, realmente quieren intubarme y ponerme un ventilador”. Y en su último tuit, publicado, poco antes de morir dijo: “No sé cuándo me despertaré, por favor ore”.

Stephen Harmond, a su paso por el hospital
Stephen Harmond, a su paso por el hospital

Creía que su fe le protegería del covid”

Aún así, prácticamente a punto de perder su vida, dijo que, aún en esas condiciones rechazaría ponerse la vacuna porque “su fe religiosa le protegería”del virus y que confiaba más en la biblia que en los médicos.

Finalemente, Stephen Harmon murió en el hospital, con tan solo 34 años, a causa de las secuelas del coronavirus, sin haberse vacunado, diciendo que su contagio había reafirmado su fe religiosa.

El fundador de Hillsong, Brian Houston, confirmó la noticia de su muerte en sus redes sociales con este mensaje: “Nos acaba de llegar la devastadora noticia de que nuestro querido amigo, Stephen Harmon, falleció de Covid. Es desgarrador” y añadió que su iglesia animaba a sus miembros a “seguir la recomendaciones de sus médicos”.