El actor Jay Pickett, de 60 años, murió repentinamente este viernes 30 de julio mientras grababa la nueva película, Treasure Valley, en Idaho.

Jay Pickett fue nacionalmente reconocido por aparecer en la novela estadounidense, General Hospital, donde interpretó a Lorenzo Alcazar y a David Harper.

Según el director de la película, Travis Mills: “Murió repentinamente. No hay una explicación oficial a la causa de su muerte, pero parece que ha sido un ataque al corazón. Todos los presentes intentaron con todas sus fuerzas mantenerlo con vida. Nuestros corazones están destrozados y lloramos por su familia”. Al mismo tiempo, aprovechó para dar un mensaje en la pagina de Facebook de la película.

Jay era amante de los deportes, gustaba de ver fútbol americano, basketball, esquí y baseball. Igualmente, era un gran charro y disfrutaba montar a caballo.

En total, Pickett participó en ocho películas y seis programas de televisión,donde ganó fama.