Un hombre que disparó a un policía y se dio a la fuga durante un control de tráfico en el condado de Taylor, Florida (EE.UU.), fue abatido este miércoles por el dueño de una vivienda al entrar violentamente en la misma luego de emitirse una “alerta azul” para localizar al fugitivo, informaron las autoridades.

Gregory Miedema, de 33 años, sospechoso de disparar al oficial, protagonizó una persecución “en todo el estado” y entró en una vivienda donde aparentemente el propietario le disparó, según la oficina del alguacil del condado de Taylor (noroeste del estado).

Según informaciones de las autoridades de este condado, el ayudante de la oficina del alguacil, Troy Anderson, realizaba una parada de tráfico de rutina cuando “fue atacado” con “varios disparos” en la noche del martes.

El sospechoso huyó del lugar, mientras Anderson fue llevado a un hospital local, donde se sometió a una cirugía y se encuentra en condición estable este miércoles, detallaron.

Poco después del suceso, se emitió una “alerta azul”, que, de acuerdo con el Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida (FDLE, en inglés), se utiliza cuando un oficial de policía muere, resulta gravemente herido o desaparece en el cumplimiento de su deber, y el sospechoso, que se considera una amenaza, continúa prófugo.

Alrededor de las 7 de la mañana de hoy, los agentes respondieron a una llamada desde el cercano condado de Dixie después de que un propietario dijera que había estado involucrado en un tiroteo con un hombre que había entrado a su casa.

Cuando llegaron, los agentes encontraron a Miedema, quien fue declarado muerto en el lugar de los hechos. El propietario de la vivienda, por su parte, sufrió heridas leves y fue hospitalizado, señaló la Policía.

Miedema, según los datos oficiales, era un delincuente sexual registrado y fue condenado en 2011 por un cargo de agresión lasciva, relaciones sexuales con una víctima de 12 a 15 años y un cargo de posesión de pornografía infantil mientras estaba en el Ejército de EE.UU.

Las autoridades dijeron que la “alerta azul” de este martes fue la cuarta emitida desde su establecimiento por la Legislatura de Florida en 2011.

Este tipo de alerta es transmitida en televisores, radios, teléfonos celulares y letreros de mensajes dinámicos en todas las carreteras del estado.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER