El fabricante de medicamentos Moderna solicitó a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) que autorice una cuarta inyección de su vacuna contra el COVID-19, como dosis de refuerzo para todos los adultos.

La solicitud es más amplia que la solicitud de la compañía farmacéutica rival Pfizer a principios de esta semana, para que el regulador apruebe una inyección de refuerzo para todas las personas mayores.

En un comunicado de prensa, la compañía dijo que su solicitud de aprobación para todos los adultos se hizo “para brindar flexibilidad” a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y a los proveedores médicos para determinar el “uso apropiado” de una segunda dosis de refuerzo de la vacuna de ARNm, “incluso para aquellos con mayor riesgo de COVID-19 debido a la edad o comorbilidades”.

Los funcionarios estadounidenses han estado sentando las bases para administrar dosis de refuerzo adicionales, para reforzar la protección de las vacunas contra enfermedades graves y la muerte por COVID-19. La Casa Blanca ha estado haciendo sonar la alarma de que necesita que el Congreso apruebe “urgentemente” más fondos para que el gobierno federal asegure más dosis de las vacunas contra el COVID-19, ya sea para vacunas de refuerzo adicionales o inmunizaciones específicas de variante.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER