El español Mikel Landa se ha visto obligado a la retirada del Giro de Italia, al sufrir una aparatosa caída a 4 kilómetros de la meta de la quinta etapa disputada entre Modena y Cattolica, con un recorrido de 177 kilómetros. Landa, protagonista en la anterior etapa con su ataque en la llegada a Sestola, se vio envuelto en el accidente junto al estadounidense Joe Dombrowski tras chocar contra un señalizador de carrera.

El equipo Bahrain Victorious entró en meta tras comprobar que su jefe de filas no se podía incorporar a la carrera.