Daniella Levine Cava ha sido una de las autoridades más vocales a la hora de pedirle al gobernador Ron DeSantis que reduzca las restricciones para determinar quién es elegible para recibir la vacuna contra el COVID 19. Si bien en Florida a esta altura toda persona mayor de 18 años, residente del estado, que tenga una orden médica puede recibir la vacuna, para quienes no tienen un historial médico comprobable puede ser más complicado ser inoculados.

Es por eso que Miami-Dade determinó que a partir de hoy, todo empleado del sistema de escuelas (desde las guarderías hasta el último año de secundaria), los policías y los bomberos, podrán recibir vacunas en los centros operados por el condado, sin importar cuántos años tienen y sin requerir una orden médica. Hasta ahora se les exigía ser mayores de 50 años para poder ser inoculados.

Mientras trabajamos para lograr que las vacunas lleguen a los brazos de nuestros residentes lo antes posible, hay una necesidad imperiosa de que no se pierda ni una sola dosis. Para asegurar que estamos distribuyendo las vacunas recibidas de manera eficiente, los centros de vacunación operados por el condado de Miami-Dade ahora van a ofrecer vacunas para todo el personal de las escuelas -desde guarderías hasta escuela secundaria- de todas las edades. Priorizar al personal de escuelas en la vacunación, siguiendo las normas del estado y de la nación, es clave para ayudar a nuestra comunidad a volver a la normalidad. Además, los oficiales de la ley y los bomberos de todas las edades podrán recibir sus vacunas en nuestros centros”, declaró Levine Cava en un comunicado publicado a través de su cuenta de Twitter.

El cambio es especialmente importantes para los policías porque los empleados de las escuelas ya habían recibido la autorización de ser vacunados independientemente de su edad del gobernador, por ende podían recibir la vacuna en los centros estatales. Los bomberos y paramédicos fueron considerados personal médico por la gobernación, por ende también tenían sitios en los que calificaban para recibir la vacuna a toda edad. Pero para los policías será la primera vez que se les permita inocularse sin restricciones.

Una enfermera le administra una vacuna contra la covid-19 a un adulto mayor en un centro de vacunación masivo localizado en la comuna de La Florida, hoy en Santiago (Chile). EFE/Alberto Valdés
Una enfermera le administra una vacuna contra la covid-19 a un adulto mayor en un centro de vacunación masivo localizado en la comuna de La Florida, hoy en Santiago (Chile).

Los centros de vacunación operados por el condado de Miami-Dade incluyen el que se encuentra en el zoológico de Miami, el del centro deportivo de Homestead y el del Tropical Park.

La propia alcaldesa Levine Cava fue una de las personas que recibió su vacuna esta mañana. Lo hizo en el Tropical Park. Curiosamente el empleado condal que le colocó la vacuna, es el mismo que en noviembre pasado le tomó la muestra para el examen de COVID que determinó que tenía el virus.

La alcaldesa podría haber recibido la vacuna desde un comienzo, dado que tiene 65 años y pertenece al primer grupo de riesgo. Pero dadas las recomendaciones del CDC, quienes tuvieron coronavirus deben esperar al menos 90 días desde que se les declarara la enfermedad para poder ser vacunados. Ese es el tiempo que esperó Levine Cava.

Al salir de su vacunación, declaró ante la prensa sentirse bien y no haber tenido ningún tipo de reacción a la vacuna.