Julia Yonkowski, una mujer de Largo, Florida, se llevó una gran sorpresa cuando acudió a un cajero automático a retirar 20 dólares y decidió revisar antes el saldo de su cuenta.

La cifra la sorprendió: su cuenta tenía un saldo de 999,985,855.94 millones de dólares.

Su reacción fue igualmente sorprendente. “Oh, Dios mío, me horroricé. Sé que la mayoría de las personas pensarían que se ganaron la lotería, pero yo estaba horrorizada”, afirmó.

En el momento que quiso retirar los 20 dólares que originalmente pensaba sacar, el cajero le dijo que su cuenta tendría un sobregiro. “Olvídenlo, pensé”, explicó.

Yonkowski asegura que no ha tocado su cuenta bancaria desde el sábado por temor a verse involucrada en un problema financiero de mayor magnitud.

“He leído historias de personas que sacaron el dinero y tuvieron que reponerlo. Yo no lo haría de ninguna manera porque no es mi dinero”, comentó en una entrevista con la emisora local WFLA.

“Me da un poco de miedo porque sé de las ciberamenazas. La verdad es que no sé qué pensar”, subrayó. Y pese a sus mejores esfuerzos, no pudo conseguir una solución durante el fin de semana.

“Me quedo en su sistema automatizado y no puedo ponerme en contacto con una persona”, afirmó.  Yonkowski explicó que acudiría a la sucursal en persona para aclarar el malentendido.