Una tradición de las Islas Feroe (Dinamarca) se ha cobrado la vida de 1.428 delfines de lados blancos en un solo día. Cada año, calderones y delfines son sacrificados como parte de la centenaria caza tradicional de Grindadrap.

Los animales son perseguidos durante horas por cazadores que utilizan botes y motos de agua hasta que quedan varados e indefensos en la playa.

Matanza de 1.400 delfines en una sangrienta cacería en Islas Feroe

La cacería en las islas del Atlántico norte no es comercial y está autorizada, pero activistas por el medioambiente critican su crueldad. Algunos pobladores de las Feroe que defienden la cacería dicen que esta vez atraerá atención indeseada porque ha sido más cruenta que las anteriores.

Los pobladores de las Islas Feroe matan anualmente unos 1.000 mamíferos marinos, aunque el año pasado tan solo sacrificaron a 35.