En los últimos días, es posible que haya notado muchas personas sin mascarilla dentro de las tiendas de comestibles o de su minorista favorito.

La falta de coberturas faciales se produce solo unos días después de que se  levantó la obligatoriedad de uso de tapabocas en interiores, el 4 de marzo pasado. Se tomò la medida con la aprobación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que declaró que el nivel de transmisión comunitaria  había oficialmente caído en la categoría “baja”.

Es la señal más visible de que el COVID-19 está disminuyendo nuevamente, dos años después del inicio de la pandemia. Sin embargo, según esta nueva guía, las empresas aún pueden optar por mantener la obligatoriedad, tanto para clientes como para empleados. Los residentes  también pueden decidir si usan o no mascarilla en cualquier espacio público.

Entonces, ¿qué debe hacer con los tapabocas, el distanciamiento social y otras precauciones de rutina relacionadas con la pandemia?

Para responder esa pregunta, aquí hay algunos datos sobre la guía actualizada de expertos en salud federales, estatales y del condado.

¿Cuándo debo usar mascarilla?

Ahora que se eliminó el requisito de mascarilla para interiores, decidir dónde y cuándo usarla depende de usted.

Sin embargo, los funcionarios de salud, sus pares estatales y los CDC “recomiendan encarecidamente” usar tapabocas en lugares públicos y negocios cerrados, así como en sitios al aire libre llenos de gente.

Si no está seguro de qué hacer, puede considerar qué tan frecuentes son los casos de COVID-19 en su área. Puede encontrar los datos más recientes en el rastreador de coronavirus.

¿Qué pasa con el distanciamiento social y las reuniones?

En estos días, las principales estrategias de prevención del condado para empresas y organizaciones giran en torno al uso de tapabocas, pruebas, verificación de vacunas y ventilación, sin exigir el distanciamiento social. Cuando se trata de reuniones, el enfoque principal es reducir las aglomeraciones en el interior y ventilar.

La mayoría de las tiendas han eliminado esas grandes calcomanías en el piso que separaban a los clientes a seis pies de distancia en las filas para pagar. De hecho, el protocolo de distanciamiento social es responsabilidad de cada uno.

Si asiste a una gran reunión o evento, aún aumentará su probabilidad de estar expuesto a COVID-19, advierten los CDC.

Cuando planifique una reunión con amigos y familiares, los CDC recomiendan que considere el nivel de riesgo de COVID-19 en su comunidad. Con esa información, puede decidir si sería prudente mover el encuentro al aire libre o tomar otras medidas para protegerse contra la propagación de la infección.

¿Cómo puedo saber si me contagié COVID-19?

Muchas personas todavía dan positivo por el coronavirus todos los días, así que, tenga en cuenta: el virus todavía está presente y usted aún puede infectarse. Los funcionarios de salud advierten que no deberíamos sorprendernos por posibles picos repentinos o la aparición de una nueva variante de coronavirus. De hecho, los casos están en alza en Europa, impulsados en parte por una versión más infecciosa de la variante Ómicron.

El CDC tiene un cuestionario de “autoverificación” en su sitio web para ayudarlo a decidir si buscar la atención médica adecuada. Sin embargo, no está destinado a ayudarlo a diagnosticarse o elegir un tratamiento.

Los primeros síntomas de COVID-19 pueden variar de una persona a otra, y la lista de posibles síntomas no ha cambiado mucho desde los primeros días de la pandemia. Puede tener COVID si siente: fiebre o escalofríos, tos, falta de aire o dificultad para respirar, fatiga, dolores musculares o corporales, dolor de cabeza, nueva pérdida del gusto u olfato, dolor de garganta, congestión o secreción nasal, náuseas, vómitos o diarrea.

Los CDC dicen que esta lista no incluye todos los síntomas posibles y promete continuar actualizándola a medida que se sabe más sobre el virus.

¿Qué hago si doy positivo por COVID-19?

Si obtiene un resultado positivo debe aislarse, usar mascarilla en interiores y exteriores y decirle a sus contactos cercanos que han estado expuestos al virus.

Cualquier persona con COVID-19 debe aislarse durante al menos cinco días. Podría requerir más tiempo de separación si aún tiene síntomas y da positivo en el quinto día de aislamiento.

Si tiene alguna pregunta, puede llamar a la línea de información de COVID.

¿Cuándo puedo volver a trabajar después de tener COVID?

Según el Departamento de Salud Pública, los empleados que se infecten deben permanecer fuera al menos cinco días completos después de que aparezcan los síntomas o de que el trabajador dé positivo. Los empleadores pueden permitirles regresar si dan negativo, muestran una mejoría de los síntomas y no tienen fiebre durante al menos 24 horas sin medicamentos. La pauta es la misma, independientemente de si el empleado está o no completamente vacunado contra COVID.

Si no se les hace la prueba, los empleados pueden regresar a sus tareas después de 10 días de aislamiento si no han tenido fiebre durante al menos 24 horas sin la ayuda de medicamentos y no muestran síntomas o están mejorando.

Los CDC afirman que las personas que están levemente enfermas con COVID-19 deben continuar usando una mascarilla ajustada adecuadamente cuando estén con otros durante cinco días adicionales después del período de aislamiento original.

Si dio positivo pero no tiene síntomas, puede regresar a trabajar si nunca presenta síntomas, obtiene un resultado negativo en la prueba de COVID-19 en el quinto día de aislamiento y usa un cubrebocas bien ajustado durante 10 días.

Si es un empleado y sabe que ha estado en contacto con alguien que tiene COVID-19, debe aislarse durante al menos cinco días y hacerse una prueba el quinto día.

¿Cómo obtengo más pruebas de COVID-19?

Hay varias formas de hacerse la prueba o pedir kits para el hogar.

Si tiene que hacerse una prueba para el trabajo, su empleador está obligado a proporcionársela. Del mismo modo, si tiene que someterse a una prueba para asistir a la escuela, su centro educativo debe hacerlo.

Puede adquirir un kit de prueba sin costo y sin cita previa a través del programa Pick-Up Testing Kit. Hay sitios de prueba donde puede recoger un kit de recolección de muestras. La muestra la puede tomar allí mismo, en su automóvil o en su hogar, luego devolver el kit al lugar. La prueba debe activarse mediante un enlace proporcionado en el exterior del paquete de prueba, y devuelve la muestra dentro de tres a cinco días. Se le enviará un correo electrónico para notificarle cuando los resultados estén listos.

También puede solicitar en línea un conjunto de cuatro pruebas caseras gratuitas de COVID-19 del gobierno federal, incluso si ya recibió un primer grupo (tiene derecho a dos). Estos kits se envían directamente a su domicilio a través del Servicio Postal de EE.UU.

Finalmente, si tiene seguro de salud, puede obtener kits de prueba caseros de venta libre y recibir un reembolso, o posiblemente incluso obtenerlos sin costos en las farmacias preferidas de su aseguradora. Comuníquese con su aseguradora para más detalles.

¿Necesito una prueba de COVID-19 para volar?

Se requiere una prueba de COVID-19 para todos los viajeros internacionales que ingresan a Estados Unidos, incluso si están completamente vacunados. Se debe recolectar una muestra no más de un día antes de la salida del vuelo. Los niños menores de dos años y las personas que puedan demostrar que se recuperaron de COVID-19 en los últimos 90 días están exentos del requisito.

Para documentar que se recuperó de COVID, deberá mostrar un resultado positivo de la prueba de COVID-19 de hasta 90 días antes de la salida del vuelo y una carta de un proveedor de atención médica con licencia o un funcionario de salud pública que indique que está autorizado para viajar.

Antes de viajar, consulte la guía de seguridad de COVID-19 de su destino sobre las pruebas. Si viaja dentro de EE.UU. y no está completamente vacunado, la guía de los CDC es hacerse la prueba al menos tres días antes de viajar y de tres a cinco días después de regresar a casa.

Si está completamente vacunado, considere hacerse la prueba antes y después del viaje de todos modos.

¿Deberíamos aplicarnos más refuerzos?

Otto Yang, profesor de medicina y microbiología, inmunología y genética molecular, dijo que la situación sigue cambiando mientras esperamos los datos de la primera inyección de refuerzo.

“Estamos siguiendo los datos en tiempo real para tomar decisiones, pero según el monitoreo en otros países, y según los datos que se están desarrollando ahora, parece que la inmunidad disminuye”, señaló.

Hay dos fuentes de inmunidad que son promovidas por la vacuna: anticuerpos y células T. Los anticuerpos funcionan para prevenir la infección sintomática inicial, explicó Yang, y las células T funcionan para prevenir casos graves o la muerte una vez que alguien ha sido infectado.

Lo que sabemos ahora, es que los recuentos de anticuerpos caen muy rápidamente y se ven muy afectados por las características únicas de las variantes, especialmente Delta y Ómicron. Las células T permanecen más tiempo que los anticuerpos, pero su eficacia también disminuye a medida que pasa el tiempo después de la vacunación.

En febrero, los CDC publicaron un informe que encontró que la protección que proporciona el refuerzo contra casos graves y muerte comienza a disminuir notablemente después de unos cuatro meses. “Eso es, por supuesto, bastante preocupante en términos de protección personal porque, en última instancia, lo que realmente importa es que la vacuna protege a un individuo de ser hospitalizado o morir”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER