La líder de la oposición bielorrusia en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, denunció que el periodista Román Protasevich, que este domingo fue detenido en el aeropuerto de Minsk después de que el avión en que viajaba fuera obligado a aterrizar, “está siendo sometido a torturas”.

Así se lo manifestó al consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, en una conversación telefónica que mantuvieron, según un comunicado publicado hoy en su canal de Telegram.

No hay duda de que Román está siendo sometido a torturas en prisión”, señaló Tijanóvskaya, que informó a Sullivan de todos los detalles conocidos de la detención del periodista de 26 años y de su novia Sofía Sapega, de ciudadanía rusa.

La opositora bielorrusa pidió a EEUU poner en marcha una investigación sobre el “secuestro del avión” de pasajeros y la detención de Protasevich a fin de sancionar los culpables.

Creo que todos han visto el vídeo de Román grabado en la mazmorras de la cárcel. Dice que le tratan de manera normal, pero claramente se ve que ha sido golpeado y está deprimido”, afirmó hoy Tijanóvskaya en una comparecencia de prensa en Vilna, citada por su canal de Telegram.

Agregó que el régimen del presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ha capturado al periodista “como rehén, al igual que los 421 presos políticos, que las miles de personas que aún no han sido declaradas presos de conciencia, pero que se encuentran en prisión”.

Lo han tomado como rehén, al igual que a 9 millones de bielorrusos”, subrayó Tijanóvskaya, que acusó al régimen de Lukashenko de “terrorismo de Estado”.

Este lunes, un canal progubernamental de Telegram publicó un vídeo, reproducido más tarde por la televisión pública, donde Protasevich niega que tenga “problemas de salud” y asegura que el trato que ha recibido por parte de las fuerzas de seguridad es “correcto”.

A su vez, agrega que está “colaborando con la investigación” y admite su “culpabilidad” de haber organizado “disturbios masivos en Minsk”.

El padre del periodista detenido dijo que su hijo no estaba actuando con normalidad. “No son sus palabras. Está asustado y muy nervioso. Creo que lo han golpeado. Tiene maquillaje en el lado izquierdo (del rostro) y la nariz, posiblemente quebrada”, dijo al canal del Telegram Nexta Dmitri Protasevich.

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet, declaró hoy que teme por la seguridad de Román Protasevich.

La información obtenida bajo coacción no puede ser usada contra el señor Protasevich en ningún proceso legal. Esas confesiones están prohibidas por la Convención contra la Tortura”, afirmó el portavoz de la Oficina, Rupert Colville.

Según Colville, lo más probable es que la declaración de Protasevich grabada en el vídeo en el que supuestamente confesó crímenes haya sido forzada.

El periodista fue director de los canales de Telegram Nexta y Nexta Live, que fueron claves para organizar las protestas opositoras contra Lukashenko tras las fraudulentas elecciones presidenciales de agosto de 2020 y para denunciar la represión policial de las marchas pacíficas.

El 19 noviembre de 2020 Protasévich junto con el fundador de los canales NEXTA, Stepán Putilo, fue incluido en una lista de personas involucradas en “actividades terroristas” por el Comité de Seguridad del Estado (KGB) de Bielorrusia, aunque oficialmente no se le han presentado cargos por terrorismo.

Días antes, ambos habían sido acusados en ausencia de organizar desórdenes masivos, de atentar gravemente contra el orden publico y de atizar la discordia social y fueron declarados en busca y captura.