Cientos de personas salieron este domingo a las calles de La Habana y de otras localidades de Cuba a los gritos de “¡abajo la dictadura!”, “libertad” y “patria y vida”, en manifestaciones pacíficas, que fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas de partidarios del Gobierno, produciéndose enfrentamientos violentos y arrestos.

Protestas en Cuba

Los choques entre los manifestantes y los pro-Gobierno se produjeron en la capital, en el céntrico Parque de la Fraternidad, frente al Capitolio, donde llegaron a congregarse más de un millar de personas con una fuerte presencia de las fuerzas militares y policiales, que llevaron a cabo varios arrestos.

Un grupo de varios cientos de manifestantes logró evadir el cordón policial y se dirigió en masa por el emblemático Paseo del Prado hacia el Malecón con los brazos en alto y gritando consignas como “libertad”, “patria y vida” y “dictadores”, en referencia a los dirigentes del país.

Al lugar también acudieron brigadas organizadas de partidarios del Gobierno, que gritan “Yo soy Fidel” o “Canel, amigo, el pueblo está contigo”.

El suceso podría hacer historia, ya que es la primera vez en 27 años que un grupo grande de cubanos sale a las calles de La Habana a protestar contra el Gobierno desde el famoso “Maleconazo” de 1994, en plena crisis del “periodo especial”.

Apagón de internet

Prueba de la gravedad de la situación es que las autoridades cortaron el servicio de datos móviles de internet en todo el país, presumiblemente para evitar que se difundan vídeos de las protestas y mermar la capacidad de convocatoria de los participantes.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en el pueblo de San Antonio de los Baños, durante las protestas surgidas en la localidad contra el Gobierno de país.

La manifestación en La Habana llega después de una oleada de protestas espontáneas este mismo domingo en diferentes puntos del país, la primera de ellas en San Antonio de los Baños, donde una masa de personas salió a las calles para pedir libertad y criticar al Gobierno por la falta de alimentos, medicinas y los continuos apagones que sufre esta localidad, que está 30 kilómetros al este de la capital.

La manifestación de San Antonio, duramente reprimida por la Policía según relataron testigos a Efe, fue transmitida en directo por Facebook hasta el corte de internet, lo que presumiblemente encendió la mecha de actos similares en otras localidades como Güira de Melena y Alquízar (occidente), Palma Soriano (oriente), Cienfuegos (centro) y La Habana.

“La gente empezó a gritar, hay apagones horribles, de seis horas, esto no para, y es todos los días. Empezaron a caminar, muy pacíficos, lo único que hacían era gritar. Había mucha gente joven“, dijo por teléfono una vecina de la localidad que se encontraba dentro de una tienda en el momento de los hechos.

En las redes sociales comenzaron a circular vídeos de otros lugares, como el pueblo oriental de Palma Soriano (Santiago de Cuba) donde cientos de personas también se habían movilizado en las calles y se escuchaban consignas como “no más mentiras” y “no tenemos miedo”.

El presidente culpa a EE UU

Las manifestaciones han surgido en un momento de fuerte crisis en Cuba, que sufre una preocupante escasez de medicamentos y productos básicos, y además pasa por la tercera y peor ola de covid-19, con índices de contagios extremadamente altos en las regiones más afectadas.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, compareció este domingo en dos ocasiones. Primero acudió a San Antonio de Los Baños donde, acompañado de un grupo de partidarios y fuerzas de seguridad, acusó a “gente mercenaria pagada por el gobierno de Estados Unidos” de organizar las protestas.

Más tarde habló en directo por la cadena de televisión estatal, en la que instó a sus partidarios a estar instó este domingo a sus partidarios a salir a las calles listos para el “combate”, como respuesta a las protestas contra su gestión.