El danés Magnus Cort (EF Education-EasyPost), al pasar en primer lugar por la Cota de Remilly-Wirquin (4ª, km 71,8), logró encabezar las ocho primeras ascensiones de esta edición del Tour de Francia.

De esta forma, Cort superó el registro histórico del español Federico Martín Bahamontes, que holló antes que nadie los siete auténticos colosos que abrieron el concurso de la montaña en 1958, ya que por aquella época los puertos de 4ª no existían.

El ‘Águila de Toledo’ pasó primero por Aubisque, Aspin y Peyresourde en la etapa de Luchon, en la que consiguió la victoria.

Al día siguiente amplió su colección con el Col d’Ares; después sumaría el Col de Portet-d’Aspet, el Col du Vent y el Col de Rogues. Estos y otros logros le hicieron acreedor del segundo de sus seis triunfos en la clasificación de la montaña.

No obstante, no llevó el maillot de puntos rojos, que se estableció como premio distintivo en 1975.