El pasado mes de diciembre se filtró un explosivo audio grabado durante una de las jornadas de rodaje de “Misión Imposible 7” en Reino Unidos, en el que se podía escuchar al actor estadounidense Tom Cruise, de 58 años, recriminando en términos muy duros a varios miembros del equipo por no respetar las normas de distanciamiento social y amenazándolos además con despedirlos si volvían a cometer otra infracción.

Al parecer, nada cambió en el set. “Misión Imposible” está a punto de hacer honor a su nombre. Las personas que trabajan en la séptima y última entrega de la franquicia se quejan de que Cruise sigue siendo una “pesadilla” para todo el equipo.

Está completamente obsesionado con terminar la película y nada lo detendrá”, indicó un informante a The Sun. “Es la persona más decidida, es impresionante, pero una pesadilla”.

El citado medio también informó que el famoso actor se ha gastado millones de dólares para asegurarse de que la producción continúe adelante a pesar de la actual crisis sanitaria. Aseguran que contrató a dos robots de última generación para que patrullen el set con el único objetivo de garantizar que nadie se salte los protocolos de seguridad.

“Tom Cruise se toma tan en serio asegurarse de que el rodaje no se interrumpa que ha puesto estos robots, ya que no puede estar en todas partes para asegurarse de que la gente se comporte”, dijo una fuente de la producción al diario.

Sin embargo, una nueva fuente ha afirmado ahora que la estrella de cine aún no ha llegado a esos extremos. Lo que sí ha hecho ha sido recurrir a brazos robóticos para que realicen test del coronavirus entre todos los trabajadores.

La producción tuvo que trasladarse por un tiempo de Reino Unido a los Emiratos Árabes Unidos, hecho que tiene a todo el equipo muy angustiado debido a que los vuelos directos entre Medio Oriente y Reino Unido hasta la fecha están prohibidos.

La megaestrella recientemente estalló de furia contra dos miembros del staff por desobedecer los protocolos de seguridad anticovid. “Si te veo hacerlo de nuevo, ¡te habrás ido! Y si alguien de este grupo lo hace, eso es todo, ¡y tú también y tú también! Y tú, ¡nunca lo vuelvas a hacer!”, se escuchó al actor de “Top Gun” gritar en en audio filtrado.

El actor ha trabajado incansablemente detrás de escena para hacer cumplir las estrictas reglas de distanciamiento social que impuso para evitar contagios durante la filmación. Y se enfureció después de ver a dos miembros del equipo parados muy cerca uno del otro.

“Las películas se están haciendo gracias a nosotros. Si suspendemos, a la gente le costará sus putos puestos de trabajo, su hogar, su familia”, dice Cruise en la grabación que fue entregada al tabloide británico por una persona de la producción.

Tras la viralización del audio que dio vuelta el mundo, todo empeoró en el set de rodaje, y varios integrantes del equipo de rodaje se marcharon. Medios británicos aseguran que el clima de trabajo es cada vez más difícil por las exigencias del actor.