Los Miami Heat encarrilaron su pase a la segunda ronda de los playoffs de la NBA al imponerse por 110-86 a domicilio a los Atlanta Hawks, con un doble-doble de 36 puntos y 10 rebotes de un intratable Jimmy Butler, para tomar ventaja 3-1 en la serie.

Tras caer por un punto en el tercer partido, los Heat, primeros clasificados en el Este en la temporada regular, no dieron opción a los Hawks y podrán sentenciar la serie el próximo martes en Miami.

Butler lideró a los Heat con 36 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 4 robos y un tapón frente a unos Hawks que se derritieron por completo tras llegar a tener una ventaja de 8 puntos en el 37-29 del segundo cuarto.

 

Miami encarriló su victoria a base de asombrosos parciales en ese mismo período. Logró un 15-0 para ponerse por delante 44-37 y selló otro 11-0 para cerrar el cuarto con catorce puntos de ventaja en el 55-41.

PJ Tucker aportó 14 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias mientras que Bam Adebayo contribuyó con 14 puntos, 8 rebotes y una asistencia.

En los Heat, que no pudieron contar con Kyle Lowry, lesionado pero siempre al lado del equipo dando indicaciones a sus compañeros en los tiempos muertos, hasta doce jugadores lograron al menos dos puntos.

Fue un triunfo completo para Miami, que volvió a anular a Trae Young. La estrella de los Hawks solo anotó 9 puntos, con 3 de 11 en tiros de campo. Fue su segunda peor actuación del año, después de la del primer partido, cuando no pasó de los 8 tantos.

El mejor de los Hawks fue De’Andre Hunter, con 24 puntos, 3 rebotes y una asistencia.

Necesitan un milagro los de Atlanta para remontar la serie ante unos Heat que pueden blindar su billete para la segunda ronda el próximo martes, ante sus aficionados.