Un movimiento popular, sin aval médico, ha disparado el consumo en los Estados Unidos del antiparacitario para ganado ivermectina como tratamiento contra el COVID-19. Pero mientras el consumo aumenta, también han aumentado los llamados a emergencias por intoxicaciones y sobredosis con esta droga, según datos compartidos por los CDC (Centros para el Control de Enfermedades, según sus siglas en inglés).

Si bien se trata de un medicamento de uso animal, en algunas ocasiones se receta en pequeñas dosis para uso humano, en casos de problemas con parásitos, sarna o piojos.

En redes sociales la ivermectina se ha convertido en un tratamiento recomendado por miles de personas que se oponen a las vacunas al descreer en el proceso de desarrollo de las mismas. El caso más resonado esta semana es el del presentador de radio en Texas, Caleb Wallace, que había cobrado relevancia nacional por oponerse al uso de máscaras y las vacunas. Tres semanas atrás, Wallace contó que había contraído COVID-19 y que había decidido tratar su caso a base de ivermectina, vitamina C y pastillas de ZincEsta semana Wallace falleció, dejando huérfanas a tres niñas, más un bebé en camino.

Las farmacias de los Estados Unidos han reportado que para mediados de agosto, se habían comprado un promedio de 88 mil cajas de ivermectina por semana, mientras que el promedio semanal dos meses atrás era de 3600 cajas a la semana. Inclusive, en algunas ciudades se ha registrado escasez del medicamento, algo que nunca antes había ocurrido.

Ivermectina . REUTERS/Benoit Tessier

El tratamiento no está aprobado por la FDA (Administración Federal de Alimentos y Medicinas, según sus siglas en inglés). Sin embargo, hay médicos que lo están recetando.

Quienes obtienen una receta médica para el medicamento corren menos riesgo, porque al comprarlo en una farmacia la dosis suele ser muy baja. Pero la gran mayoría de quienes están consumiendo este fármaco lo hacen auto-medicándose y lo consiguen en centros veterinarios. En esos lugares, la ivermectina viene en pasta o en un líquido altamente concentrado, poniendo en gran riesgo a quien lo consume.

No eres un caballo, no eres una vaca. En serio. A todos. Ya basta”, dice un mensaje publicado en la cuenta oficial de Twitter de la FDA en el que remiten a un artículo que explica por qué las personas no deben medicarse con ivermectina. De igual modo, los CDC y los Institutos Nacionales de Salud desaconsejaron su uso.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER