El oleoducto Colonial Pipeline, sufrió un ciberataque el pasado viernes en la noche. El sistema de oleoductos más grande en Estados Unidos, se extiende por más de 5,500 millas y aproximadamente proporciona el 45% de la gasolina y el diésel a la costa este.

Este ciberataque paralizó las operaciones del oleoducto por varios días y aunque ya reanudó operaciones aún no vuelve a la normalidad. Debido a esto el precio de la gasolina ha subido y las largas filas se han hecho presentes en las estaciones de servicio en Florida.

¿Qué pasó en Florida?

El viernes pasado ocurrió un ciberataque en el oleoducto Colonial Pipeline, en Estados Unidos. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) identificó a DarkSide como el grupo que produjo el ‘ransomware’ (secuestro de datos), en el que los hackers congelaron las computadoras y exigieron un pago para desbloquearlas, a lo que la empresa ‘desconectó’ los sistemas para detener la amenaza.

¿Dónde hay gasolina en Miami?

La alcaldesa de Miami, Daniella Levine Cava aseguró que “nadie debería preocuparse, ya que los líderes federales, estatales y locales se están coordinando para garantizar que sigamos teniendo un fuerte suministro de gasolina”, por lo que no hay escasez en los condados de Florida. A través de su cuenta de Twitter explicó a los residentes que la distribución del combustible no se recibe de Colonial Pipeline.

El Dr. Eduardo del Valle, Ingeniero químico quien trabaja como consultor de la industria petrolera mencionó que el aumento de los precios en el verano es un efecto normal, por lo que los habitantes no deberían hacer largas filas para comprar gasolina. También menciona que aunque el oleoducto se encuentra parcialmente cerrado, el suministro de gasolina y diésel en el sur de Florida es por vía marítima.

¿Cómo abastecerse de gasolina de forma segura?

Del Valle, ingeniero químico mencionó que el almacenamiento de gasolina es muy peligroso, por lo que él recomienda que se utilicen recipientes específicamente diseñados para gasolina y los mantengan fuera de casa, aunque también recomienda que no es necesario hacerlo ahora.

Si deseas informarte sobre el aumento de precios puedes comunicarte con la Oficina del Fiscal del Estado de Miami 305-547-3300 o enviar un correo electrónico a hotline@miamisao.com