Estados Unidos estará mejor preparado para su segundo Día de Acción de Gracias o Thanksgiving en pandemia que la primera vez, gracias a la vacuna, aunque algunas regiones están experimentando aumentos de casos de COVID-19 que podrían empeorar cuando las familias viajen por el país para reuniones que eran imposibles hace un año.

Casi 200 millones de estadounidenses ya están totalmente vacunados, pero millones más se niegan a recibir inyección alguna.

Los hospitales en la zona norte de Estados Unidos, especialmente en Michigan y Minnesota, están llenos de pacientes con COVID-19 que en su mayoría no están vacunados.

Los hospitales de Michigan reportaron casi 3,800 pacientes COVID-19 al comienzo de la semana, un 20% de ellos en unidades de cuidados intensivos, cifras que se acercan a los días más sombríos del inicio de la pandemia en 2020.

El estado alcanzó el pasado lunes una tasa semanal de casos nuevos de 616 por cada 100,000 personas, la más alta del país.

Nuevo México, Colorado, Utah, Montana y Wyoming también ocupan un lugar destacado. Algunas comunidades de Colorado están ordenando el uso de mascarillas para reducir el riesgo.

Las estadísticas en Michigan son “horribles”, expresó el doctor Matthew Trunsky, especialista en respiración de Beaumont Health, en Detroit. El alcalde de esta ciudad, Mike Duggan, dijo que las hospitalizaciones se han duplicado desde principios de noviembre.

A pesar del aumento, las perspectivas en general para el país son significativamente mejores que en el Día de Acción de Gracias de 2020.

Sin la vacuna —que estuvo disponible a mediados de diciembre del año pasado— Estados Unidos promediaba hace un año 169,000 casos y 1,645 muertes por día, y unas 81,000 personas estaban en el hospital con COVID-19.

El país ahora tiene un promedio de 95,000 casos, 1,115 muertes y 40,000 hospitalizados.

Más de 500,000 estadounidenses han muerto de COVID-19 desde el Día de Acción de Gracias del año pasado, y más de 770,000 desde el inicio de la pandemia.

“Exhortamos a las personas que se reúnan a que lo hagan de manera segura estando completamente vacunadas”, dijo la doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

“Creo que esto es muy diferente porque en realidad tenemos las herramientas para prevenir la gran mayoría de los casos”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER