Un soldado afgano vigila la base de Bagram (Afganistán), tras la marcha de las tropas estadounidenses.

Las tropas estadounidenses abandonaron una de sus bases clave en Afganistán, el aeródromo de Bagram, el pasado viernes a las tres de la madrugada (hora local) y lo hicieron sin avisar a sus aliados afganos y dejando a 5.000 prisioneros talibanes en sus celdas.

El General afgano Mir Asadullah Kohistani que aseguraban que “escucharon un rumor de que los estadounidenses se habían ido de Bagram” y finalmente lo confirmaron a las siete de la mañana.

Los militares ocupantes dejaron la luz cortada y a unos 5.000 prisioneros talibanes, según afirma la BBC.

Según The New York Times, entre la salida de las tropas estadounidenses y la entrada de las afganas, un grupo de saqueadores entró en el complejo militar para coger cualquier cosa de valor que se hubiera abandonado.

El abandono de esta base, ocupada por tropas de EE UU desde su captura en la invasión de 2001, es parte de los planes anunciados por Joe Biden este pasado mes de abril para retirar todas las tropas de su país de Afganistán antes del 11 de septiembre de 2021, cuando se cumplirían veinte años de los atentados que provocaron la invasión del país asiático.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER