Resulta difícil de creer que una liga que generó ingresos por más de 12,200 millones en el 2020, como la NFL, tuviera problemas hace no mucho, problemas para pagar a los mejores jugadores. Pero esa fue la realidad a mediados de los ochenta, cuando surgió un competidor, la USFL, que retó a la liga antes de que la ambición de Donald Trump le enviara a la quiebra.

La USFL vuelve en el 2022, reviviendo a la liga que cerró en 1986 tras un fallido intento de Trump de demandar a la NFL.

La primera iteración de la liga de primavera comenzó en 1983, y se comenzó a hacer con los mejores jugadores de la NCAA gracias a contratos estratosféricos, aunque con cláusulas y duraciones muy largas. Así es como Jim Kelly, Steve Young, Herschel Walker y Doug Flutie pasaron de la NFL y su primer equipo profesional fue en la USFL.

La liga no estuvo exenta de problemas financieros, a tal grado que dos equipos cambiaron de dueño y hubo múltiples mudanzas. Entra a escena Donald Trump, quien siempre quiso un equipo de la NFL y vio cómo la USFL podría ser la vía de entrada si lograba una unión entre ligas, como la NBA y la ABA o la NFL y la AFL menos de dos décadas atrás.

Trump se hizo con los New Jersey Generals tras la temporada de 1983 y al año siguiente comenzaron los rumores de que la USFL pensaba mudarse al otoño y competir directamente con la NFL.

John F. Bassett, el dueño de los Tampa Bay Bandits, era el principal contrapeso a Trump, pero el deterioro de salud y posterior muerte por cáncer, hizo que la USFL anunciara la mudanza al otoño de 1986.

Temporada que nunca se jugó. Buscando sanar las finanzas de la USFL, Trump convenció al resto de los dueños de demandar a la NFL por prácticas monopólicas, al considerar que sus problemas económicos se debían a que la liga no podía tener un contrato con las tres cadenas de televisión abierta más importantes de Estados Unidos por su asociación con la NFL. La demanda solicitaba $1.200 millones de dólares en daños.

El jurado determinó que las prácticas de la NFL sí afectaban a la USFL, pero que los elevados contratos que dio la USFL a sus jugadores y otras prácticas eran igual o más responsables de la situación de la naciente liga, por lo que el jurado asignó una compensación de un dólar, que en juicios de esta índole se triplican, así que Trump y la USFL ganaron $3 dólares, que con intereses asciende a $3.76 dóláres.

Desde que quebró la USFL, hubo múltiples intentos de ligas de fútbol americano en primavera: la XFL en el 2001 y 2020, la Alliance of American Football en 2019 fueron las más sonadas, pero no duraron más de un año y dos de esas tres campañas ni siquiera terminaron, la 2019 de la AAF por problemas financieros y la XFL 2020 por la pandemia.

La USFL es la primera en revivir, ya que ‘La Roca’ Dwayne Johnson intentará una tercera etapa de la XFL, mientras que la USFL tendrá su Draft, con la primera temporada comenzando el 16 de abril, con 8 equipos, reviviendo los nombres de varias de las franquicias originales en los ochenta.

Los 8 equipos de la USFL par 2022

  1. Michigan Panthers
  2. Tampa Bay Bandits
  3. Philadelphia Stars
  4. New Jersey Generals
  5. Houston Gamblers
  6. Birmingham Stallions
  7. Pittsburgh Maulers
  8. New Orleans Breakers

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER