La guerra en Ucrania tiene daños colaterales en el deporte. Las sanciones impuestas por diversos países a Rusia han hecho que el país europeo cree estrategias para no sufrir de esto en el presente y en el futuro.

Dentro del futbol, UEFA anunció los nuevos vetos a los equipos y selecciones rusas de cara al siguiente año futbolístico y para un futuro a corto plazo.

La primera medida es que los clubes de aquel país no podrán participar en la UEFA Champions League, Europa League o Conference League, según el lugar que queden. Una vez iniciada la intervención militar, los rusos fueron excluidos de la presente campaña y ahora esto se extiende.

Los más beneficiados de esta medida serán los escoceses. El organismo anunció que, gracias a este veto, el ganador de la Scottish Championship League irá directo a la fase de grupos de la Champions en lugar de un ruso. El segundo lugar de la competición irá a fase previa.

Esto se suma a que ninguna ciudad de aquel país podrá ser elegida para albergar alguna final. Esto igual se extiende tras quitarle a San Petersburgo el partido por el título de esta temporada y pasarlo a París.

En cuanto a selecciones nacionales, Rusia no podrá competir por albergar la EURO del 2028 ni la del 2032. Las posibilidades quedaron reducidas a cero por la intervención militar.

Ahora, para la edición del 28, quedan en la contienda la Gran Bretaña, Irlanda y Turquía. Para la del 32, únicamente se quedaron dos países que compiten, Italia y nuevamente Turquía. Asimismo, la selección de dicho país no podrá participar en el certamen continental.

Expulsadas de la EURO Femenil

En cuanto al futbol femenil, Rusia también salió perjudicada. Ya con el boleto en mano, a la UEFA no le importó y las descalificó de la competición continental que se celebrará en julio de este año.

Las rusas habían logrado su clasificación al torneo en Inglaterra pero ahora no podrán participar y su lugar se le dará a la Selección de Portugal.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER