Salen más datos a la luz sobre el asesino de la escuela de Texas que mató a 19 niños y dos profesoras hace una semana. Salvador Ramos compró el rifle AR-15 en una tienda de armas, Oasis Outback LLC, en la ciudad tejana de Uvalde.

Ese mismo establecimiento estuvo implicado en una trama de contrabando de municiones que involucraba a un cartel mexicano de la droga, según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos.

En 2009, un empresario de Eagle Pass, un pueblo vecino a Uvalde, fue acusado de contrabando de más de 10.000 cartuchos de municiones a México.

Familiares dejan flores en cruces en recuerdo a las víctimas de la matanza escolar de Texas.

El empresario Fred Farhat, propietario de Farhat’s Boots and Jeans, pagó casi 6.000 dólares en efectivo por más de 10.000 cartuchos de municiones en tres transacciones separadas en un período de tres horas desde Oasis Outback en 2009, según las autoridades.

“Es muy significativo y está cerca de la frontera, así que sabes a dónde va”, dijo Davy Aguilera, un agente jubilado de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego. “Obviamente va a un delincuente a venderlo, transportarlo o usarlo. El público en general no va a comprar tanto”.

Oasis Outback no violó la ley con la venta, ya que no hay nada que requiera que la tienda rastree o informe la compra de balas.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER