Conmoción en Estados Unidos después de que el cadáver de la modelo de 24 años, Christy Giles, fuera arrojado por un grupo de desconocidos en las puertas de un hospital en la ciudad de Culver City, en California. El grupo de implicados, al que todavía tratan de identificar los investigadores, podría haber abandonado también en otro centro a una amiga de la modelo, en su caso en estado muy grave. La madre de Giles cree además que su hija fue previamente drogada.

Los hechos se produjeron, según varios medios estadounidenses, el pasado viernes 12 de noviembre después de que saliese de fiesta con unas amigas. El marido de Giles, Jan Cilliers, fue quien explicó los trágicos acontecimientos, y no se encontraba en California en el momento del suceso.

Su familia estuvo en torno a doce horas sin saber nada de ella y pasado todo ese tiempo su cuerpo apareció a las cinco de la tarde del sábado en la acera. Existe, según las investigaciones, un vídeo en el que se ve cómo cuatro hombres abandonan a la modelo en el lugar, previsiblemente ya sin vida.

Cilliers y Giles, según explicó el propio marido, compartieron sus ubicaciones la noche de los hechos entre sí por seguridad a través de sus teléfonos móviles. Según una amiga que se fue a casa antes de tiempo, las dos mujeres conocieron a unos hombres mientras estaban en una fiesta en el centro de Los Ángeles y acabaron en un edificio de apartamentos del oeste de la ciudad.

“Tengo todos los mensajes que intercambió con cualquier otra persona esa noche y estaba enviando mensajes de texto a Marcela, la chica con la que estaba, a las 5.30 diciendo que se querían ir de allí con el emoji de los ojos abiertos”, dijo Cilliers en su comparecencia ante los medios. La hipótesis de que los hombres implicados la drogaron cobra fuerza entre los agentes que están a cargo de la investigación

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER