Un juez de Los Ángeles, California, determinó que las compañías fundadas por Michael Jackson no tienen responsabilidad de proteger a los menores que acusaron al cantante de abuso sexual y tampoco deberán responder legalmente a estas denuncias.

La demanda fue presentada en 2013 por Wade Robson, una de las supuestas víctimas que aparecieron en el explosivo documental “Leaving Neverland” y que acusó a las empresas MJJ Productions y MJJ Ventures de facilitar a Jackson el acceso a niños para abusar de ellos.

El juez de la Corte Superior de Los Ángeles determinó que estas firmas no tenían la capacidad de controlar a Jackson puesto que él fue su propietario hasta que murió en 2009. Inicialmente la demanda había sido desestimada pero volvió a los juzgados después de que en 2020 el estado de California aprobara una nueva ley contra los abusos sexuales a menores.

El abogado de Robson, Vince Finaldi, anunció que recurrirá la decisión.

”Si la dejáramos pasar, sentaría un precedente peligroso que dejaría a miles de niños que trabajan en la industria del entretenimiento vulnerables al abuso sexual por parte de personas en lugares de poder “, aseguró en un comunicado publicado por la revista Variety.

Otra de las supuestas víctimas que aparecen en el documental, James Safechuck, también presentó una demanda similar que actualmente está recurrida tras ser desestimada.

Mientras tanto, el sobrino del cantante celebró la victoria legal en Twitter con el hashtag #MJInnocent. “Hemos sido ridiculizados, vilipendiados y marginados. Sin embargo, nos mantuvimos firmes y nunca vacilamos”, escribió Taj Jackson. “Resistimos toda la presión porque sabíamos la verdad Y nunca retrocedimos. Todo por MJ. Estoy muy orgulloso de nosotros”.

Wade Robson y James Safechuck , los dos hombres que denunciaron que Michael Jackson abusó de ellos cuando eran menores
Wade Robson y James Safechuck , los dos hombres que denunciaron que Michael Jackson abusó de ellos cuando eran menores

Los tres herederos de Jackson también están pendientes de un arbitraje que decidirá si HBO debe indemnizarlos por el polémico documental “Leaving Neverland”, que explora las acusaciones de abusos sexuales contra el “Rey del Pop”.

Los abogados del patrimonio de Jackson piden a HBO más de 100 millones de dólares al acusar a la cadena de difamar sobre el artista, no incluir su versión de los hechos y romper un acuerdo de “no menosprecio” firmado entre el canal y el músico en 1992.

La denuncia se basa en un antiguo acuerdo que logró HBO para emitir “Michael Jackson Live in Bucharest: The Dangerous Tour”, un concierto del artista cuyo contrato incluía una cláusula por la que el canal se comprometía a no hacer ningún tipo de comentarios o prácticas que pudieran “denigrar” a Jackson o sus representantes.

En su defensa, HBO afirmó que esa cláusula es “irrelevante” para este caso y acusó a los herederos de Jackson de querer silenciar a víctimas de abuso sexual.