Dieciséis años después del desastre del Katrina, Nueva Orleans contiene la respiración ante las posible inundaciones que puede provocar el Huracán Ida. Después de dejar a su paso destrozos en el estado de Luisiana, Ida se mueve hacia el norte de Estados Unidos ahora como una peligrosa tormenta tropical.Pese al avance de la tormenta, Nueva Orleans continúa en alerta por marejada ciclónica, donde los diques construidos después del Katrina serán fundamentales para evitar un nuevo desastre.

La tormenta se mueve hacia el norte a 15 kilómetros por hora después de causar daños en viviendas, oficinas y hospitales y graves inundaciones y marejada ciclónica principalmente en el sur de Luisiana y también en Misisipi.

El huracán Ida.

Los meteorólogos subrayaron que persisten alertas de marejada ciclónica y tormenta tropical en la desembocadura del río Pearl hasta la frontera entre Alabama y Florida. La marejada ciclónica a causa de Ida, que se prevé rebajará en las próximas horas a depresión tropical, puede alcanzar hasta 1,5 metros de altura.

Ida pone a prueba el sistema de contención

El gobierno federal gastó tras el desastre del Katrina 14.500 millones de dólares en crear diques, bombas, muros, compuertas y drenaje para situaciones como estas.

Al este de la ciudad el sistema tiene cerca de 210 kilómetros construido de diques para soportar una marejada de hasta 9 metros. Dentro de estos diques el agua se extrae mediante bombas que sacan el agua al exterior de los núcleos urbanos.

Por el momento, varias compuertas han sido cerradas, tratando de reducir el riesgo de inundaciones. No obstante, la alerta se mantiene ya que no sería la primera vez que si las lluvias son demasiado intensas se desborde el sistema, como ocurrió en 2017 y 2019.

Algunos informes de este mismo año recomendaban gastar alrededor de 1.700 millones de dólares para elevar los diques y muros de contención.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER