La FDA autorizó el uso de emergencia de las vacunas contra el COVID-19 de Moderna y Pfizer para los menores de 5 años y bebés de hasta 6 meses.

La decisión final pasa ahora a manos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), cuyo comité asesor se reunirá este viernes y sábado.

Los niños menores de 5 años son el último grupo de edad que queda en EEUU para vacunarse y muchos padres han estado esperando ansiosamente la aprobación de las autoridades sanitarias para proteger a sus niños pequeños.

Si se superan todos los obstáculos reglamentarios, las vacunas deberían estar disponibles la próxima semana. Hasta unos 20 millones de niños estadounidenses menores de 5 años serían elegibles para la vacunación.

El gobierno de Joe Biden ya está coordinando el envío inicial de 10 millones de dosis a distintos estados. Se espera que millones de dosis adicionales estén disponibles en las próximas semanas.

El gobierno permitió que las farmacias y los estados comenzaran a hacer pedidos la semana pasada, con 5 millones de dosis inicialmente disponibles, la mitad de ellas, fabricadas por Pfizer y la otra mitad de la vacuna producida por Moderna, dijeron altos funcionarios del gobierno.

No está claro qué tan populares serán las vacunas. Una encuesta reciente sugiere que solo 1 de cada 5 padres de niños pequeños vacunaría a sus hijos de inmediato.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER