Algunos miembros del clero, funcionarios y empleados que viven o trabajan en el Vaticano se sorprendieron esta mañana al pasar delante de la Embajada de Estados Unidos. Allí estaba, colgada de uno de los muros exteriores del edificio, la bandera multicolor que representa el orgullo LGBTQ+.

La imagen fue además compartida por la cuenta oficial de Twitter de la sede diplomática estadounidense. En el mensaje, se dejó en claro que el símbolo va a permanecer allí durante todo el mes.

La Embajada de Estados Unidos ante la Santa Sede celebra el Mes del Orgullo con la bandera del Orgullo expuesta durante el mes de junio. Estados Unidos respeta la dignidad e igualdad de las personas LGBTQI+. Los derechos LGBTQI+ son derechos humanos”, dice el tuit.

El tuit de la Embajada estadounidense en la Santa SedeEl tuit de la Embajada estadounidense en la Santa Sede

Por su parte, el presidente Joe Biden emitió una proclama por sobre los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y queer. El mandatario, que se ha mostrado siempre cercano a la causa de quienes luchan contra la discriminación sexual, reconoció en su mensaje las contribuciones de la comunidad LGBT a la sociedad estadounidense y se solidarizó con quienes siguen siendo víctimas de hostigamiento sólo por tener una identidad diferente.

El Orgullo es tanto una jubilosa celebración comunitaria de la visibilidad como una celebración personal de la autoestima y la dignidad. En este Mes del Orgullo, reconocemos las valiosas contribuciones de las personas LGBTQ+ en todo Estados Unidos, y reafirmamos nuestro compromiso de solidarizarnos con los estadounidenses LGBTQ+ en su lucha constante contra la discriminación y la injusticia”, dice Biden en la proclama.

Una imagen del presidente de Estados Unidos Joe Biden saludando al Papa Francisco se une a las fotos familiares en el Despacho Oval (REUTERS/Jonathan Ernst)Una imagen del presidente de Estados Unidos Joe Biden saludando al Papa Francisco se une a las fotos familiares en el Despacho Oval

En otro momento, la presencia de la bandera podría haberse interpretado como una provocación, dada la posición histórica del Vaticano ante la comunidad LGBTQ+. Sin embargo, durante el papado de Francisco, la Santa Sede ha comenzado a flexibilizar su posición. De hecho, el Sumo Pontífice señaló en octubre del año pasado que respalda las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Lo hizo en el documental Francesco, presentado en el Festival de Cine de Roma. Aunque posteriormente, en marzo pasado, el Vaticano aclaró que no aprobaría por ahora este tipo uniones porque Dios “no puede bendecir el pecado”.

Biden es un ferviente católico y admira profundamente a Francisco. De hecho, tiene una foto con él en su despacho en la Casa Blanca.