Hay preocupación – se rumoreó Chile-Paraguay- incluso entre los propios jugadores, entrenadores… ¿Se celebrará la Copa América en las sedes previstas: Argentina y Colombia? La situación no es fácil, pero fuentes de la organización consultadas aseguran que “la ruta sigue como estaba prevista, y la Copa se jugará en los dos países”.

El temor no es baladí. La pandemia del Covid está pegando especialmente fuerte a Sudamérica en el último mes y su nivel de contagios está por encima del de Europa, en líneas generales. Eso sí, curiosamente, algunos países del continente tienen un índice de vacunación superior, por ejemplo, al de España. Eso trae la esperanza.

La crisis política-económica -la enésima- que afecta a la Argentina de Alberto Fernández genera dudas. Muchos creen que, si el Gobierno pudiera, despejaría la organización de la Copa. Pero hay muchos intereses económicos y el fútbol trae paz social… si Messi y compañía ganan el título, claro está.

Colombia, por su parte, preocupa por los recientes disturbios causados en el país por las últimas medidas gubernamentales -luego retiradas, en teoría-. Si persisten, el clima no está para jugarse nada, ya sea con público o sin público, que ésa es otra cuestión.

Pero Conmebol, bebiendo de fuentes gubernamentales argentinas y colombianas, no teme ni por el torneo ni por las sedes. “La Copa América está garantizada de todas maneras”, confesó hace unos días Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol.

La única duda, eso sí, que existe, a nivel de Conmebol, es si habrá público o no,cosa que seguramente se decidirá en breves días. Queda sólo un mes.