El Mundial de Fútbol de 2026 se llevará a cabo en Norteamérica (Estados Unidos -donde se celebrarán 60 partidos-, México -que albergará 10 partidos- y Canadá -donde también se jugarán 10 partidos-). En EEUU habrá 10 ciudades en las que se llevarán a cabo los partidos y son 14 las metrópolis que están compitiendo para tener el honor. Miami anunció  su intención de formar parte del grupo de 10 ciudades y sus autoridades no tuvieron reparos a la hora de enumerar por qué creen que esto debe ocurrir.

“La mitad de nuestra población nació por fuera de Miami. El torneo más internacional del mundo se debe llevar a cabo en la ciudad más internacional. Tenemos cinco centros de convenciones, nueve centros deportivos… además en el 2018 Miami fue la ciudad del país en la que más se vio el mundial de fútbol, en inglés y en español. Ninguna otra ciudad tiene la pasión que tiene Miami por el fútbol”, argumentó el alcalde de la ciudad, Francis Suarez, enumerando algunas de las razones por las que cree que la ciudad debe ser sede del mundial de fútbol.

Como muchos otros centros urbanos, Miami sabe que ser anfitrión de juegos de la gran copa del mundo le traerá todo tipo de beneficios.

“Tener un partido del mundial es como albergar cuatro juegos de Super Bowl [la final de fútbol americano]. Son 700 millones de pares de ojos puestos sobre nuestra ciudad, más todos aquellos que llegarían en persona”, dijo el comisionado Jeffrey Watson.

El proceso de selección de las ciudades sede lo lleva a cabo la FIFA. Miami designó a un funcionario, Christopher Corey, para que sea el encargado de impulsar la ofensiva de la ciudad para lograr su cometido.

El alcalde de Miami, Francis SuarezEl alcalde de Miami, Francis Suarez

“Supuestamente para fin de año deberíamos tener una respuesta, pero con COVID-19 los tiempos pueden cambiar”, explicó Corey.

Fernando Fiore, un histórico periodista deportivo con más de ocho mundiales cubiertos, es parte del equipo que impulsa a Miami como ciudad sede.

“Cuando me enteré que tendríamos el mundial en casa, lloré. Hoy, además, quiero que sea en mi ciudad. Mirar a estos niños y saber que son el futuro del fútbol, y que Miami puede ser sede del mundial en 2026, es un verdadero gol de media cancha”, decía Fiore, haciendo alusión a más de una decena de menores que practican fútbol en la ciudad y que se acercaron hasta la rueda de prensa para dar apoyo.

Miami tiene un equipo de fútbol propio que compite en la MLS (la liga de fútbol estadounidense), el Inter Miami. Su dueño, Jorge Mas, también está dando apoyo. Por el momento, pese a que está en negociaciones, el Inter Miami no tiene un estadio propio. De todas formas, para el 2026 se podría usar el estadio Hard Rock, que tiene una capacidad para más de 65 mil personas, y que ya albergó grandes juegos como el encuentro entre Real Madrid y Barcelona en 2017, que fue el partido que más personas llevó a un estadio en la historia de los Estados Unidos.

“Pero seamos claros. No solo queremos ser sede del mundial. Miami quiere la final. No hay dudas, llegó la hora de que la Copa del Mundo venga a casa, venga a Miami”, dijo Suarez levantando la vara y generando aplausos de todos los presentes.