Lisa, una adolescente francesa de 17 años que tuvo en vilo al país durante 24 horas por su desaparición, reconoció ante los investigadores que en ningún momento fue secuestrada y será procesada por denuncia “de infracción imaginaria”.

Desde que este pasado lunes sus padres declararon la desaparición cuando la adolescente salió a correr en un bosque cerca de Saint-Brice (Mayenne, noroeste), los medios franceses cubrieron con angustia el misterioso suceso. Cientos de gendarmes se destacaron por la zona, especialmente en el bosque de Bellebranche, para buscarla.

Las autoridades abrieron incluso una investigación por secuestro, después de haber encontrado objetos pertenecientes a la joven ensangrentados.

Se esperaba lo peor hasta que el martes por la noche la menor se presentó en un restaurante de la zona “en estado de choque psicológico”, alegando haber sido víctima de un secuestro del que, dijo, logró escapar.

Ingresada en el hospital, la joven, que tenía unas heridas superficiales, comenzó a ser interrogada el miércoles, cuando las autoridades empezaron a dudar de la versión.

Lisa no supo describir a sus supuestos secuestradores y las heridas que tenía no correspondían con la brutalidad de las agresiones que ella relató.

Este viernes, acabó por confesar la invención en la comisaría de Chateau-Gontier-sur-Mayenne. Será procesada por denuncia “de infracción imaginaria”, informó el Procurador de la República francesa en Laval.

Esta fuente explicó que la propia menor llegó incluso a rasgar su camiseta con unas tijeras para dar más credibilidad a la puesta en escena de su invención.

Según los medios franceses, la joven rompió en lágrimas cuando reconoció la fábula. No se sabe exactamente el motivo del fingimiento que movilizó a tantos medios materiales y humanos. Las autoridades determinaron que la joven debe someterse a un examen psiquiátrico.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER