El regulador europeo de medicamentos desaconsejó el viernes el uso de la vacuna de COVID-19 de AstraZeneca en personas con antecedentes de una rara enfermedad hemorrágica y dijo que estaba estudiando los casos de inflamación del corazón tras la inoculación de todas las vacunas contra el coronavirus.

La comisión de seguridad de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) dijo en su evaluación que el síndrome de fuga capilar debe añadirse como un nuevo efecto secundario al etiquetado de la vacuna de AstraZeneca.

Se trata de una afección en la que la sangre se escapa de los vasos más pequeños hacia los músculos y las cavidades corporales y se caracteriza por hinchazón y el descenso de la presión arterial.

El regulador comenzó a investigar estos casos en abril y la recomendación se suma a los problemas de AstraZeneca después de que su vacuna haya sufrido diversos contratiempos, incluyendo una posible relación con problemas infrecuentes de trombos.

El mes pasado, la EMA desaconsejó el uso de la segunda vacuna de AstraZeneca a las personas con problemas de coagulación sanguínea. El organismo también está ampliando su investigación sobre los casos de miocarditis y pericarditis tras la inoculación de la vacuna de AstraZeneca y otras vacunas de Pfizer, Moderna y J&J.

(Reuters)

Respaldo de la EMA

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) subrayó  que mantiene su respaldo al uso de AstraZeneca “en todas las poblaciones” y alertó de que su posición “con respecto a esta vacuna es clara”, subrayando que el balance entre su beneficio contra la COVID-19 y el riesgo de efectos secundarios sigue siendo “positivo”, luego de las declaraciones de un alto responsable que sugería dejar de distribuir la fórmula cuando haya alternativas disponibles.

Marco Cavaleri, responsable de la estrategia de vacunación del regulador europeo, fue consultado por el periódico italiano La Stampa si no sería preferible prohibir AstraZeneca, incluyendo a los mayores de 60 años, a lo que respondió: “Sí, es una opción que muchos países, como Francia y Alemania, se plantean al calor de la disponibilidad creciente de vacunas de ARN mensajero”.

Más tarde, la EMA dijo en Twiiter: “La desinformación está dando vueltas hoy. Esta es la situación: El balance beneficio/riesgo de la vacuna AstraZeneca #COVID19 es positivo y sigue autorizada para todas las poblaciones.” En un comunicado en el que señala una “citación errónea” de Cavaleri, la agencia europea desmintió que sus expertos hayan cambiado su posición sobre AstraZeneca y lamentó que el texto de la entrevista “contiene información falsa sobre las consideraciones científicas” del regulador acerca de la necesidad de seguir vacunando a los ciudadanos europeos con esa vacuna.