Cincinnati y Los Angeles disputaran la edición LVI del Super Bowl gracias a fórmulas distintas para lograrlo.

Iniciemos con los Bengals donde, sin lugar a dudas, la llegada de Joe Burrow en el Draft de 2020 fue la consolidación de un proyecto, tal vez acelerado por el destino, pero en su planificación el quarterback egresado de LSU era la llave para iniciar el viaje.

Un siguiente golpe por parte de los campeones de la División Norte de la AFC fue volver al Draft y reclutar al receptor abierto Ja’Marr Chase. Para nadie era un secreto que el éxito de LSU en 2019 fue, en gran medida, gracias a la dupla Burrow-Chase; Los Bengals no dudaron en reunir a esta dupla pese al año inactivo que tuvo Chase, quien optó por no jugar en el 2020 al colocarse dentro de la lista COVID-19 y no participar en la temporada.

No fue el único acierto en el Draft, donde la construcción del equipo tuvo peso especifico con la llegada de Tee Higgins (WR), Tyler Boyd (WR) y Joe Mixon (RB). De regreso en el Draft 2021 debemos enumerar a Jackson Carman (G), Dante Smith (G) y Trey Hill (C). La ruta trazada en el trabajo del Head Coach Zac Taylor fue bajo el tradicional reclutamiento colegial apuntalado del lado defensivo con la agencia libre.

Vayamos con los Rams, una franquicia que empeño el futuro apostando por su regreso al Super Bowl. La agresividad en la agencia libre tiene de regreso a los campeones de la División Oeste de la NFC en el juego grande, tres años después de aquella dolorosa derrota contra los Patriots.

Matthew Stafford es la piedra angular de este proyecto. El quarterback proveniente de los Detroit Lions tiene en sus manos la nave que siempre soñó; aunque no es el único, debemos nombrar a Odell Beckham Jr (WR), Jalen Ramsey (CB), Von Miller (LB), Leonard Floyd (LB) e incluso al veterano Andre Whitworth (T), proveniente de los Bengals curiosamente el rival en el SB LVI.

Cabe destacar que los mejores amigos de Stafford fueron producto del reclutamiento en el Draft de los Rams: los receptores Cooper Kupp y Van Jefferson, el ala cerrada Tyler Higbee y los corredores Darrel Henderson y Cam Akers. Aunque sin duda el plan audaz de los Rams se consolido en la agencia libre.

El domingo 13 de febrero se enfrentan Rams y Bengals, aunque también se miden dos estrategias desde la gerencia de ambas franquicias. ¿Reclutamiento colegial vs agencia libre?. Más allá del cuento de Hadas que vive Cincinnati, es una realidad que el futuro es promisiorio para ellos por la juventud mientras que la obligación de ganar o ganar es para Los Angeles.

Si los Rams pierden, la etiqueta del fracaso esta lista para ser colgada en sus espaldas; si los Bengals pierden, la etiqueta de éxito ya cuelga en sus espaldas.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER