El presidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, revocó  la prohibiciónque impuso su antecesor, Donald Trump, sobre la inmigración legal para los familiares de ciudadanos y residentes estadounidenses.

A través de un comunicado, el mandatario demócrata dijo que la orden del ex presidente Donald Trump que bloquea a los solicitantes de tarjetas de residencia y a los trabajadores extranjeros temporales “no promueve los intereses de Estados Unidos”.

Por el contrario, daña a Estados Unidos, incluso al impedir que ciertos miembros de la familia de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales se unan a sus familias aquí […] También perjudica a las industrias en los Estados Unidos que utilizan talento de todo el mundo. Y perjudica a las personas que fueron seleccionadas para recibir la oportunidad de solicitar, y a las que también han recibido, visas de inmigrante a través de la Lotería de Visas de Diversidad del Año Fiscal 2020

La administración ex presidente republicano había justificado la prohibición como una medida necesaria para “proteger” a los trabajadores estadounidenses, alegando que la llegada de extranjeros suponía una “amenaza” al mercado laboral de la Unión Americanaante la crisis sanitaria-económica por la pandemia de coronavirus (COVID-19).

“Al detener la inmigración, ayudaremos a que los estadounidenses desempleados sean los primeros en la fila para obtener empleos a medida que Estados Unidos reabra. Tan importante “dijo Trump en abril de 2020 cuando se implementó la medida.

Sería incorrecto e injusto que los estadounidenses despedidos por el virus fueran reemplazados por nueva mano de obra inmigrante procedente del extranjero. Primero debemos cuidar al trabajador estadounidense

Los críticos de Trump lo acusaron de usar la pandemia como excusa para avanzar más en su agenda de restringir severamente la inmigración. Y muchos académicos señalaron que los estudios habían arrojado repetidas dudas sobre la idea de que la inmigración era una amenaza directa para los trabajos estadounidenses, porque muchos inmigrantes aceptan trabajos que los estadounidenses no quieren.

En las últimas semanas los grupos empresariales, incluida la industria de la tecnología, y los defensores de los inmigrantes, habían expresado su preocupación de que la administración Biden no se pronunciara sobre ningún plan para eliminar esta prohibición.

Y es que la promulgación de Trump congelaba visas H-1B para trabajar en industrias de alta tecnología y una variedad de otras para trabajadores poco calificados, pasantes, maestros y para transferencias en empresas.

No obstante, la revocación del presidente fue el último ejemplo de sus esfuerzos por hacer retroceder el asalto de Trump al sistema de inmigración del país. Desde que asumió el cargo, Biden ha emitido varias órdenes ejecutivas y directivas destinadas a levantar las restricciones impuestas a los inmigrantes en los últimos cuatro años.

Biden también propuso una revisión de mayor alcance de las leyes de inmigración de la nación, cumpliendo una promesa de campaña que hizo de enviar legislación al Congreso el primer día de su presidencia.

En su legislación, el presidente proporcionaría un camino de ocho años hacia la ciudadanía para la mayoría de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos. La legislación ha sido propuesta en la Cámara y el Senado por los aliados demócratas de Biden, pero no está claro si puede obtener suficiente apoyo republicano para aprobarse en el Senado.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER