El presidente estadounidense, Joe Biden, confirmó este lunes que alcanzó la meta de hacer que todos los adultos del país sean elegibles para recibir la vacuna contra el COVID-19, e instó a la población a recibir las dosis para proteger a la comunidad.

Amigos, tengo buenas noticias. Todos son elegibles, a partir de hoy, para obtener la vacuna. Tenemos suficientes. Ustedes necesitan estar protegidos, y ustedes necesitan, a su vez, proteger a sus vecinos y a su familia. Así que, por favor, vacúnense”, dijo en un video publicado en Twitter.

Hace dos semanas, el mandatario había adelantado la fecha estipulada previamente, ya que estaba fijada para el 1 de mayo. Varios estados ya habían adelantado la fecha y solo quedaban algunos por hacerlo. Pero desde este lunes, en los 50 estados, más Washington DC y Puerto Rico, los adultos pueden obtener un turno sin requisitos de edades, comorbilidades o puestos laborales. Cada jurisdicción define el sistema de turnos y los requisitos de residencia: hay diferencias entre aquellos que vacunan a cualquier interesado y los que exigen ser vecino de la zona o del estado.

Según estimaciones del gobierno, el 90% de los estadounidenses vive a menos de cinco millas (ocho kilómetros) de un centro de vacunación. Cerca de 40 mil farmacias están equipadas para la inoculación.

Fila para la vacunación en Pensilvania (Reuters)Fila para la vacunación en Pensilvania

Este domingo, los CDC informaron que más de 130 millones de personas ya recibió al menos una dosis de las fórmulas habilitades (Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, esta última actualmente en suspensión temporal), lo que representa más del 50% de la población adulta del país. La fórmula de Pfizer está aprobada para mayores de 16 años, mientras que las otras dos es para mayores de 18.

Estados Unidos llegó este domingo a 31.668.343 casos confirmados y 567.210 fallecidos por la enfermedad, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del lunes) es de 335 muertes más que el sábado y de 42.470 nuevas infecciones, si bien los fines de semana el recuento se ralentiza.

California es el estado más golpeado por la pandemia con 61.038 muertos, seguido por Nueva York (51.579), Texas (49.595), Florida (34.439), Pensilvania (25.665), Nueva Jersey (25.143) e Illinois (23.955). Otros estados con un gran número de fallecidos son Georgia (19.758), Ohio (18.991), Michigan (17.934), Massachusetts (17.462) y Arizona (17.153).

Dos enfermeras voluntarias bailan para darle la bienvenida a los jóvenes al vacunatorio de Chula Vista, California (REUTERS/Mike Blake)Dos enfermeras voluntarias bailan para darle la bienvenida a los jóvenes al vacunatorio de Chula Vista, California

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME, en inglés) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de julio habrán muerto unas 610.000 personas.

El aumento de los nuevos casos diarios en el país llevó al consejero médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, a advertir el domingo que el país sigue en una situación “precaria”.

Aunque la aplicación de la vacuna del grupo estadounidense Johnson & Johnson fue suspendida el martes en todo el país, tras conocerse los casos de seis mujeres –una de las cuales falleció– que desarrollaron graves coágulos sanguíneos tras la inyección, Fauci aseguró que ese inmunizante pronto volverá a circular, posiblemente con algunas restricciones o advertencias sobre su uso.

“Hay suficientes vacunas para todos los estadounidenses. Eso es absolutamente indiscutible”, dijo la semana pasada Biden.