Los ministerios de Trabajo y Salud, junto a los sindicatos y los empresarios italianos, han alcanzado un acuerdo por el que se permitirá vacunar en todas las empresas del país a los trabajadores que así lo deseen y potenciar la campaña nacional de inmunización.

“El acuerdo unánime (…) es una hermosa página. El protocolo de vacunación y la actualización del protocolo de seguridad de la enfermedad de COVID-19 nos ayudarán a proteger la salud en los lugares de trabajo”, dijo el ministro de Salud italiano, Roberto Speranza, en las redes sociales.

Aunque aún no hay fecha para iniciar las vacunaciones, éstas podrían comenzar en el mes de mayo, según medios locales, dado que Italia acumula un fuerte retraso en la inmunización de las personas más frágiles y mayores de 80 años y el acuerdo sienta las bases para que las empresas puedan sumarse a la campaña nacional independientemente del número de trabajadores.

El ministro de Salud, Roberto Speranza. REUTERS/Remo Casilli/Foto de archivoEl ministro de Salud, Roberto Speranza.

El canal de vacunación en las empresas formará parte de la red de la Sanidad nacional, entendida como una actividad de salud pública, y se ofrecerá a todos los trabajadores independientemente del tipo de contrato, aunque la inmunización por esta vía no será obligatoria.

Si la administración de vacunas se produce durante la jornada laboral, el tiempo requerido se equiparará en todos los aspectos a la misma, si bien los siguientes días contarán como enfermedad en caso de efectos secundarios y los costes de espacios y la logística corren a cargo de la empresa.

En caso de no contar con un médico de empresa o un espacio donde poder vacunar, las empresas podrán utilizar los que proporcione el Instituto Nacional para los Accidentes y Seguros del Trabajo (Inail), según el acuerdo, que fue firmado anoche por el Gobierno y las partes sociales.

EFE/EPA/DANIEL DAL ZENNARO

“Se puede perfeccionar el acuerdo, pero es un punto fijo y una buena noticia para el país”, expresó el ministro de Trabajo, Andrea Orlando, mientras que los sindicatos también se mostraron satisfechos.

Actualmente en Italia se han vacunado completamente 3,5 millones de personas, mientras que 11,5 millones de habitantes han recibido una primera dosis.

Entre las categorías profesionales que ya están recibiendo las vacunas, además del personal sanitario, se encuentran los docentes y las fuerzas del orden y de seguridad, así como en algunas regiones también se han empezado a vacunar a los jueces y personal de justicia.