Altos del Golán, cerca de la frontera entre Israel y Siria el 4 de agosto de 2020

Los gobiernos de Israel y Siria llevaron a cabo el jueves un intercambio de prisioneros con la mediación de Rusia, luego de que una mujer israelí fuera detenida en territorio sirio tras cruzar la frontera común.

“En el cruce de Quneitra, nuestras tropas devolvieron a dos pastores a representantes de la Cruz Roja, de acuerdo con una directiva del gobierno israelí”, indicó el Ejército israelí a través de su cuenta de Twitter.

En su mensaje, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) resaltaron que “los sospechosos fueron detenidos como parte del esfuerzo en curso para proteger la soberanía israelí en la Línea Alfa”.

La agencia estatal siria de noticias, SANA, confirmó la llegada al país de ambos hombres, identificados como Muhamad Ahmad Hussein y Tariq Qasab al Obeidan, y agregó que Nihal al Maqt, también detenido en Israel, fue liberado el miércoles “en el marco de la misma operación”.

Por su parte, la mujer israelí, que no ha sido identificada, llegó al aeropuerto de Ben Gurión en un vuelo desde Moscú. La oficina del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, afirmó que cruzó la frontera con Siria y fue retenida allí, sin dar más detalles sobre lo sucedido.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin. Foto AFPEl primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin. 

“Hace unos días, una joven israelí cruzó la frontera con Siria. Hablé dos veces con mi amigo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Le pedí ayuda para su vuelta y actuó”, manifestó, al tiempo que agregó que “Israel siempre ha hecho y siempre hará todo lo posible para llevar de vuelta a casa a sus ciudadanos”, según el diario The Times of Israel.

“Utilizo mis contactos personales con el presidente Putin para resolver el problema”, declaró Netanyahu.

Rusia, aliado del Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, ya había intercedido en el pasado en gestiones de este tipo entre Siria e Israel, ya que estos países no tienen relaciones diplomáticas.

Israel y Siria, que están técnicamente en guerra, se encuentran separados por una frontera de facto a la altura de la meseta del Golán, que Israel ocupa parcialmente desde que terminó la guerra de los Seis Días, en 1967.