Inglaterra vuelve a casa. Su excursión en el Olímpico, lejos de su guarida de Wembley, fue un paseo por el Trastévere. Viajaron a Roma, visitaron el Coliseo, la Fontana de Trevi y se trajeron el pase a semifinales. La Eurocopa les deparaba un único partido lejos de Londres y no acusaron el viaje. Lo disfrutaron. No se les repitió.

Golearon (0-4) a Ucrania asustando a España, Italia y sobre todo a una Dinamarca a la que desafiarán en semifinales. El anfitrión de anfitriones de este campeonato multisede está a dos partidos, ante más de 60.000 espectadores en Wembley, de levantar su primera Eurocopa. Una oportunidad única. Como en 1996…

Las semifinales del Mundial de Rusia 2018 no fueron una casualidad para los ‘Three Lions’. Gareth Southgate ha ido restando años y moviendo piezas en un bloque joven que sin ser brillante cada vez es más fiable. Repiten semis por segunda fase final consecutiva. Las áreas son suyas. Jordan Pickford no ha encajado ni un gol en los cinco partidos de esta Euro y sus carencias ofensivas las están curando en los cruces. Ganaron (2-0) a Alemania en octavos y en cuartos, ante Ucrania, anotaron los mismos tantos que en los cuatro choques anteriores. Un subidón.