Muchas veces los dolores musculares, articulares o de cabeza pueden afectarnos al punto de interferir con el desarrollo de las actividades cotidianas. Ante esa situación, es muy importante consultar a un médico cuanto antes, sin embargo, para los dolores o molestias leves existen diferentes infusiones que pueden ser de ayuda.Diapositiva 2 de 15: La cúrcuma es nativa de la India, región en la que se comenzó a utilizar cómo saborizante y colorante del arroz y la carne, uso que luego se extendió para teñir lanas, algodones, sedas, cueros y papeles. Es uno de los condimentos esenciales del curry, y su principal componente es la curcumina, que le otorga su color. La curcumina también tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias ideales para reducir los fuertes dolores de cabeza o migrañas.

Diapositiva 3 de 15: Para preparar esta infusión solo debes disolver en agua caliente cúrcuma en polvo (se calcula una cucharadita cada 250 ml de agua). También puedes prepararla con cúrcuma rallada (en este caso se debe cocinar a fuego lento después de hervir durante cinco minutos). Una vez lista, se cuela y saboriza a gusto.

Diapositiva 4 de 15: El jengibre posee propiedades antiinflamatorias, Gracias a que posee un compuesto llamado gingerol. Esto resulta de ayuda a mejorar el movimiento y aliviar el dolor provocado por afecciones como la osteoartritis o artritis reumatoide. La ingesta de su té se vincula con una disminución de compuestos inflamatorios, como citocinas y quimiocinas, del dolor muscular producto del ejercicio, y del malestar asociado al período menstrual.

Diapositiva 5 de 15: Puedes hervir trozos de jengibre o disolver su polvo en agua caliente para preparar una infusión. Solo recuerda que el polvo es más concentrado (1/8 de cucharadita equivale a una entera del fresco). Se recomienda beberlo con menta y limón a gusto. Por qué es bueno tomar té de jengibre

Diapositiva 6 de 15: El consumo de té de lavanda se asocia con el alivio de diferentes afecciones o lesiones inflamatorias. Entre las principales se encuentran las derivadas del dolor de cabeza, fiebre, irritación de la piel, o artritis. Se cree que esto es posible gracias a que posee sustancias capaces de contrarrestar el estrés oxidativo causado por la inflamación.

Diapositiva 7 de 15: Hacer té de lavanda en casa es muy sencillo, solo es necesario colocar tres o cuatro cogollos secos o frescos en una taza de té y agregar agua hirviendo. Se deja reposar durante 5 minutos (puedes tapar la taza para mantener el vapor dentro, e infundir más el té). Finalmente, se cuela y endulza con miel o cualquier sustituto del azúcar para agregar sabor.

Diapositiva 8 de 15: La manzanilla es otra hierba que se suele elegir en el mundo de las infusiones para aliviar los dolores, principalmente los de cabeza, gracias a que posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Se cree que estos efectos relajantes se deben a la presencia de un compuesto llamado apigenina.

Diapositiva 9 de 15: Para preparar una infusión y utilizarla para aliviar los problemas estomacales, se hierve una taza de agua y se le agrega una cucharada sopera de manzanilla disecada, o se prepara con un saquito de té de manzanilla. Se deja reposar y se bebe de tibio a caliente. Manzanilla, el poderoso digestivo

Diapositiva 10 de 15: La infusión de sauce blanco es efectiva para tratar dolores de espalda y cuello. Esto se debe a que es una hierba rica en salicina, una sustancia con propiedades analgésicas y antiinflamatorias, que distintas investigaciones asemejaron a las de la aspirina.

Diapositiva 11 de 15: Para preparar esta infusión debes dejar hervir durante 10 minutos a fuego lento 25 g de corteza de sauce blanco por cada litro de agua. Luego se deja reposar la preparación tapada, se cuela y (opcional) endulza a gusto, preferentemente con sustitutos del azúcar, como eritritol, xilitol, miel o estevia.

Diapositiva 12 de 15: Beber esta infusión es una excelente manera de reducir tensiones, dolores de cabeza e incluso artritis, ya que, de la misma manera que alivia las membranas de la boca y garganta (gracias a la presencia de mucílago), el tilo posee propiedades antiinflamatorias capaces de aliviar los dolores musculares y articulares.

Diapositiva 13 de 15: Para hacer té de tilo coloca una cucharada de sus flores secas en una taza o cuenco, agrega agua caliente (aproximadamente 250 ml), déjalas reposar por un tiempo y luego fíltralas. Se recomienda beber esta infusión dos veces al día, a media mañana y a media tarde.

Diapositiva 14 de 15: Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado. No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.