Tres minutos fueron los que necesitó James para dejar claro que Anfield es un escenario que se le da bien. El colombiano, igual que hizo en 2014 jugando en el mismo escenario ante el Real Madrid, se sacó otra vez un pase mágico con la zurda para que Richarlison, con ventaja, batiera con la derecha a Alisson.

Quizá esta vez tuvo alguna décima de segundo más para pensar, pero el colombiano sacó su zurda a pasear y filtró el balón entre la defensa del Liverpool, que no puedo hacer nada, sólo ver como Richarlison recibía con ventaja yno desaprovechaba su gran oportunidad.

Video thumbnail
La espectacular asistencia de James a Cristiano en Anfield en el año 2014

El colombiano sorprendió a una defensa que esta vez le dejó pensar en la corona del área, el sitio preferido por el colombiano, donde es capaz de poner un balón preciso o disparar a puerta. Esta vez decidió que debía pasar al hueco, al desmarque de Richarlison, que recibió un auténtico caramelo que no desaprovechó.

James tampoco habrá olvidado de aquel gol de Cristiano a pase suyo que fue elegido como el mejor de aquella Champions. El colombiano tiene esa facilidadpara jugar en espacios cortos como muy pocos en el mundo, aunque las lesiones han provocado que no haya podido tener continuidad en la presente temporada.

Desde luego su presentación en el partido fue espectacular, ya que a los tres minutos una acción genial por su parte hizo que el Everton se pusiera por delante en el marcador y dejara a la defensa del Liverpool helada, que no sorprendida, porque ya sabían de lo que era capaz James, y más en ese escenario.

James, por tanto, sacó otra vez su magia a pasear en un escenario grande como es Anfiel, dejando muestras de su enorme talento con un pase tremendo, dificilísimo, que supuso el 0-1 en el marcador cuando prácticamente los jugadores estaban todavía desperezándose.