Taiwán y Palau inauguraron este jueves la primera “burbuja de viajes” en la región de Asia-Pacífico, la cual permitirá que los pasajeros puedan trasladarse de un país a otro sin necesidad de hacer cuarentena, informa la prensa local.

El acuerdo, firmado durante la visita esta semana a Taiwán del presidente palauano, Surangel Whipps Jr., ha sido posible “gracias a los esfuerzos de ambas partes para controlar la epidemia”, afirmó este jueves el ministro taiwanés de Sanidad, Chen Shih-chung.

El primer vuelo, de China Airlines (CAL), salió hoy del Aeropuerto Internacional de Taoyuan, en Taipéi, a las 14.30 hora local (6.30 GMT) con destino a Palau.

Los viajeros ingresan a la puerta de embarque para el vuelo a Palau, en el Aeropuerto Internacional de Taoyuan, Taiwán, el 1 de abril de 2021. REUTERS / Ann WangLos viajeros ingresan a la puerta de embarque para el vuelo a Palau, en el Aeropuerto Internacional de Taoyuan, Taiwán, el 1 de abril de 2021.

Para aprovechar esta burbuja, los viajeros deben presentarse en el aeropuerto cinco horas antes de la partida y realizarse una prueba del coronavirus, según la agencia de noticias taiwanesa CNA.

La embajadora de Palau en Taiwán, Dilmei Louisa Olkeriil, indicó que el país insular espera con los brazos abiertos la llegada de turistas taiwaneses, que serán “los únicos visitantes extranjeros del mundo”, según recoge Radio Taiwán Internacional.

El presidente de Palau, Surangel Whipps, y su esposa Valerie saludan antes de abordar el avión con pasajeros que viajan a Palau, en el Aeropuerto Internacional de Taoyuan, Taiwán el 1 de abril 2021. REUTERS / Ann WangEl presidente de Palau, Surangel Whipps, y su esposa Valerie saludan antes de abordar el avión con pasajeros que viajan a Palau, en el Aeropuerto Internacional de Taoyuan, Taiwán el 1 de abril 2021.

Palau es uno de los 15 países que mantienen relaciones diplomáticas con Taiwán, que se gobierna de manera autónoma desde 1949, pero cuya soberanía reclama China.

De hecho, la visita de Surangel Whipps Jr. no sentó bien a Beijing. El pasado lunes, aviones de combate chinos sobrepasaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea taiwanesa y recibieron advertencias de radio por parte de Taiwán, que también desplegó sus sistemas de misiles de defensa aérea para supervisar la actividad.