A partir del miércoles 24 de febrero, los pequeños negocios con menos de 20 empleados podrán aplicar por fondos de ayuda federal bajo el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP, por su siglas en inglés), el cual proporciona préstamos para ayudar a las empresas a mantener a su fuerza laboral empleada durante la pandemia de COVID-19.

El gobierno del presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris informó de las modificaciones de aplicación del préstamo, a fin de que equilibrar el acceso a las ayudas bajo la premisa de que este tipo de empresas representan el 44 por ciento del PIB de los Estados Unidos, crean dos tercios de los nuevos empleos y emplean a casi la mitad de los trabajadores estadounidenses, un alto porcentaje de ellos son latinos o afroamericanos.

“La última ronda de financiación del Programa… se abrió hace apenas un mes y representa una mejora notable con respecto a la ronda anterior del Programa el año pasado”, indicó el Gobierno. “(Se) establece un período de 14 días, a partir del miércoles, durante el cual sólo las empresas con menos de 20 empleados pueden solicitar ayuda a través del Programa”.

En una llamada con periodistas, los asesores senior de la Casa Blanca informaron que los pequeños negocios, conocidos como Main Street, son fundamentales para los vecindarios, por eso la iniciativa de la Administración Biden-Harris.

Este programa no sustituye la aprobación del Plan de Rescate Estadounidense que sigue en discusión en el Congreso, sino que extenderán los recursos para negocios. El plan de rescate de diciembre pasado tiene fondos de alrededor por más de $140,000 millones de dólares disponibles y se agregarían más fondos.

“Queremos que los proveedores estén enfocados en clientes que ya tienen y en los pequeños negocios con menos de 20 empleados”, indicó uno de los asesores de la Casa Blanca.. “Después de ese periodo quedarán tres semanas para que negocios más grandes apliquen por los fondos”. Se refiere a la fecha del 31 de marzo, la fecha límite para todo tipo de negocios, a menos que el Congreso amplíe el periodo.

Otro cambio será permitir a los inmigrantes con Residencia Permanente, pero sin un número de Seguro Social, sino una  Identificación Individual de Contribuyente (ITIN), aplicar por el beneficio.

Entre los negocios que pueden solicitar los apoyos en el periodo especial están contratistas de reparaciones de viviendas, estéticas y pequeños minoristas independientes.

“De estas empresas, las que no tienen empleados pertenecen en un 70 por ciento a mujeres y personas de color”, indicó la autoridad, pero señaló que muchos están excluidos estructuralmente del PPP o fueron aprobados con $1 dólar de beneficio, un problema que ha quedado resuelto.

La Administración Biden-Harris también revisará la fórmula de asignación de fondos y mantendrá una reserva de $1,000 millones disponibles para ese tipo de empresas.

En resumen, el periodo de aplicación especial para MPP comienza el 24 de febrero y termina el 9 de marzo.

Algunas cifras

El Gobierno ha buscado distribuir mejor los fondos del PPP, lo que ha permitido:

  • 60% de aumento para pequeñas empresas con menos de 10 empleados
  • 30% de aumento en cuanto a la proporción de financiación que se destina a las pequeñas empresas
  • 40% sobre la proporción de fondos distribuidos a través de instituciones financieras de desarrollo comunitario e instituciones de depósito minoritarias
  • CÓMO OBTENERLO: Aquí los detalles