Brillante noche de Giannis Antetokounmpo para romper una larga sequía de 50 años y entregarle el título a los Milwaukee Bucks viniendo de un 0-2 en la serie ante unos Phoenix Suns que no encontraron reacción y cayeron 105-98.

Los de Milwaukee demostraron que querían ser campeones desde que inició este sexto juego y se fueron adelante en primer cuarto, el cual lo terminaron con ventaja de 29-16.

Pero los Suns encontraron reacción inmediata y tuvieron un extraordinario segundo periodo, tomando ventaja para el descanso, al cual se fueron con el marcador 42-44, comandados por un Chris Paul inspirado.

Para la segunda mitad apareció un Giannis Antetokounmpo en estado de gracia y fue el gran motor para que los Bucks comenzaran a tomar confianza poco a poco.

La reacción de Giannis fue tan buena, sobre todo desde la línea de libres, que logró su mejor noche en los Playoffs, terminando con 50 unidades, 13 rebotes y dos asistencias.

Fueron 50 puntos para terminar con una sequía de 50 años, además de provocar un auténtico carnaval dentro y fuera del Firsev Forum, en donde había reunidas más de 60 mil personas.